La guerra de Siria está ganada por el gobierno. Y es ahora cuando la cosa se pone seria. EEUU y las fuerzas de su protectorado de Rojava están comenzando a ver las orejas al lobo, y ese lobo no es otro que el gobierno sirio y sus aliados. El monumental error estratégico de los kurdos arrojándose en brazos de EEUU va a pasarles una factura que no esperaban. Lo que consigan será por la condescendencia del gobierno sirio (y Rusia), que no de sus propuestas, ni programas, ni combates.
Kurdos

EEUU arma a los Kurdos
Los kurdos ahora mismo no son nada, solo las fuerzas de choque de EEUU. No hacía falta ser muy sagaz para vaticinar a lo que han llegado. Ya desde Kobani lo dije, y era un año tan lejano como el 2014. Dos años más tarde, en 2016, la esperanza se había esfumado (y la potencialidad transformadora de su experiencia) y quedaba claro que los kurdos invertían el orden de sus valores y hacían que sus intereses fuesen fugaces (el Kurdistán) y sus amigos (EEUU) permanentes. Os recomiendo volver a leer esa trilogía publicada el mes de agosto de ese año.

Todos sus intentos, cada vez menos, de intentar un acercamiento al gobierno sirio han sido ahogados por su patrón, EEUU, hasta llegar al momento denigrante de aceptar el beso de la muerte y convertirse en lo que son: las fuerzas de choque de EEUU y Rojava en un protectorado con su virrey y sus cipayos. Fue el general estadounidense quien amenazó al gobierno sirio con atacar sus fuerzas si sobrepasaban el Eufrates tras romper el cerco de Deir ez-Zor y fueron los kurdos quienes repitieron como loros que no aceptarían la presencia del gobierno en esa zona. Y ambos iniciaron un sorprendente avance, sin disparar un solo tiro, hacia el río con la intención de bloquear el avance de las fuerzas gubernamentales. Curiosamente, esa misma acusación, avanzar sin disparar, hicieron ellos al ejército sirio cuando comenzó su avance hacia esa ciudad tras la liberación de Alepo.

Los kurdos son buenos propagandistas, pero muy malos estrategas. O no piensan o si lo hacen no son conscientes de lo que dicen ni de lo que hacen. ¿Alguien en su salo juicio va a aceptar que el gobierno sirio ceda de buena gana el control de los pozos petrolíferos que aún controla el llamado Estado Islámico y que son la razón que hay detrás de las amenazas de EEUU y el avance de sus cipayos?

elterritoriodellince
© elterritoriodellince
La estrategia de las fuerzas gubernamentales ha sido la de ir realizando el avance hacia las zonas de Homs y Hama, así como de Alepo, donde hay tanto yacimientos de gas como de petróleo, como veis en el mapa, y ahora solo queda el golpe final que supone el control de la riqueza petrolera del sureste. Eso es lo que intenta desesperadamente evitar EEUU y ese, y no otro, era el objetivo del avance de sus cipayos kurdos. Pero no va a ser posible.

El gobierno sirio, sus aliados (de nuevo Hizbulá y los palestinos de la "Brigada Jerusalén" están en primera línea) y Rusia han establecido una cabeza de puente en la zona al lograr traspasar el Eúfrates cortando el paso de las fuerzas del protectorado de Rojava.
elterritoriodellince
© elterritoriodellince
EEUU y sus protegidos acusan a los rusos de haberlos bombardeado, los rusos lo niegan. Pero si así fuese, no hubiese sido sino una devolución de lo que EEUU ha venido haciendo en otras ocasiones contra las fuerzas gubernamentales en la zona de Al Tanf. Por cierto, se dice que o han abandonado esta zona o están el proceso de hacerlo tras haber perdido su importancia estratégica (un intento de cortar la carretera entre Damasco y Teherán) al haber sido aislados y abierta esa ruta por otra zona más al norte.

Los kurdos han probado en su propia carne el error de su estrategia, y lo van a pagar caro. No han logrado capturar Raqqa y la carrera por derrotar al llamado Estado Islámico ha sido ganada limpiamente por el gobierno sirio. La carrera por la liberación de Raqqa era el nuevo Berlín para EEUU, había que llegar antes que los rusos. Como hace 70 años, tampoco lo han logrado ahora y los grandes titulares que había preparados -aunque se desempolven dentro de unas semanas o meses- habrán perdido toda su efectividad.

EEUU y sus fuerzas han perdido todo protagonismo en Siria y están abocados a negociar. Pero ya no lo harán desde una posición de fuerza, sino de debilidad. El gran plan, una vez "asegurada" (y veremos) la zona de Hasaka (el principal granero de Siria) era el progresivo desplazamiento hacia el sur, hacia las zonas ricas en petróleo del sureste como impulso final del Gran Kurdistán. Solo que había un problema: no es zona kurda, no hay ni un solo kurdo allí y para realizar ese movimiento las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias tenían que "perder" su color kurdo y ganar el "árabe".

Y resulta que para ello las tribus árabes tenían que colaborar. EEUU no perdió la ocasión y quienes antes se habían alineado con el llamado Estado Islámico pasaron a ser miembros de los consejos locales. Pero eso olía mucho y no han sido pocos los líderes tribales que han decidido volver al redil gubernamental. Eso ha retrasado los planes de EEUU y ha tenido que recurrir a sus cipayos para intentar un avance de última hora que ha sido cortado por el ejército sirio.

Los planes de EEUU hacen agua por todas partes. Primero fue el fiasco de Mosul (Irak), luego el de Raqqa y ahora el de Deir ez-Zor.

Y precisamente por eso es cuando ahora la cosa se pone seria porque EEUU está obligado o a ceder o a empujar. EEUU se ha convertido en la única fuerza ilegal, según el derecho internacional, en Siria tras el acuerdo alcanzado la semana pasada entre Rusia, Irán y Turquía en Astaná (Kazajstán) sobre Idlib y que divide esa provincia en tres zonas bajo control de los tres países. Es decir, que ahora Turquía está legalmente en Siria porque el acuerdo cuenta con el visto bueno del gobierno sirio.

Sé que no lo vais a ver en ninguna parte, pero lo que se ha acordado en Astaná va mucho más allá de ese reparto de una provincia. Es una patada en toda regla a EEUU puesto que los tres países, Rusia, Turquía e Irán, han acordado discutir la presencia en la misma de China, Emiratos Árabes Unidos, Egipto y Líbano como posibles observadores de todo el proceso. Si es aceptada, estarían ya físicamente presentes en la próxima ronda de conversaciones prevista para octubre.

La presencia de China daría un vuelco total a la situación. Si China se involucra, y Rusia ya lo está, EEUU se despide definitivamente de su papel preponderante en Oriente Próximo.

Y es que Siria se ha convertido en un eslabón importante para la nueva geopolítica que está surgiendo y en la que Occidente ya no tiene ni nada que decir ni nada que hacer. La Nueva Ruta de la Seda china tiene en Siria una de sus paradas. La Unión Económica Euroasiática ha recibido la petición de Siria para ser aceptado como país observador.

Así que con la guerra a gran escala ganada, es ahora cuando las cosas se ponen serias en Siria. Y a EEUU sólo le queda una carta que jugar: los kurdos. Se acelerará el tema del Kurdistán iraquí (incluyen zonas que no son kurdas, como Kirkuk) y los kurdos sirios sólo tienen un papel que jugar: servir de carne de cañón para EEUU.