El cuerpo celeste sorprendió con su deslumbrante brillo a los residentes del condado chino de Shangri-La, en la provincia de Yunnan.
© Facebook / 杜行
Una gran bola de fuego cruzó el firmamento de China este miércoles para sorpresa de los residentes locales, que se convirtieron en testigos del inusual fenómeno mientras observaban la luna llena en el condado de Shangri-La, en la provincia de Yunnan.

Un testigo comentó al diario británico 'The Daily Mail' que presenció la caída de dos meteoros pequeños y uno grande, que iluminaron el cielo por unos cinco segundos.


La NASA registró a las 20:07, hora local, una bola de fuego en la zona a una altura de 37 kilómetros y a unos 164 kilómetros al noroeste de Shangri-La. El cuerpo celeste, con una potencia de 0,54 kilotones, se desplazó a una velocidad de 14,6 kilómetros por segundo.