En el espesor del bosque tropical de Misiones, en el noreste argentino, se ubica Teyú Cuaré, un reducto discreto y de difícil acceso donde se presume que se refugiaron nazis. Sputnik contactó al equipo de arqueólogos que realizó el descubrimiento.
nazi
© CENTRO DE ARQUEOLOGÍA URBANA
Mucho se ha hablado de la presencia de nazis en Suramérica a partir del fin de la Segunda Guerra Mundial. Hay quienes dicen por ejemplo que Adolf Hitler no murió en el búnker de Berlín y que partió rumbo a la Patagonia.

Haya estado Hitler en Argentina o no, la estancia de otros líderes del Tercer Reich en ese país es incontestable. Una prueba es el impulso que dieron altos cuadros de la aviación alemana a la Fuerza Aérea Argentina, o incluso el secuestro de Adolf Eichmann en 1960 en Buenos Aires de manos de la inteligencia israelí.

Sin embargo, las pruebas para fundamentar estas teorías muchas veces no son científicas. Ahora, un descubrimiento arqueológico realizado por investigadores de la Universidad de Buenos Aires (UBA) reveló la existencia de un refugio nazi en la selva de Misiones.

nazi
© CENTRO DE ARQUEOLOGÍA URBANA
Equipo de especialistas trabaja en el análisis de objetos encontrados en Teyú Cuaré, el supuesto refugio nazi en Misiones, Argentina.
Basura que habla

En la localidad de Teyú Cuaré, cerca de la reducción jesuítica de San Ignacio Miní, hay un conjunto de edificaciones de piedra en ruinas, probablemente construidas a mediados del siglo XX. El equipo, encabezado por el director del Centro de Arqueología Urbana de la UBA, Daniel Schávelzon, realizó un trabajo de campo en el sitio.

"Fuimos a estudiar la zona y vimos que no era una casa ni dos ni tres sino un conjunto muy grande, un asentamiento realmente complejo. Era del siglo XX, arquitectura moderna con una imagen quizás muy vieja y piedra muy rústica. Pero pese a la imagen externa de un edificio viejo en realidad el proyecto, el diseño y los detalles interiores son totalmente modernos", explicó Schávelzon a Sputnik.
nazi
© CENTRO DE ARQUEOLOGÍA URBANA
Para el ojo no entrenado, las casas de piedra abandonadas pueden parecer similares y mimetizarse con las ruinas jesuíticas, a pocos kilómetros del sitio. No obstante, los especialistas refutaron esta sospecha.

A partir de las excavaciones, se encontró una cantidad de objetos, cuyo análisis llevó a los investigadores a identificarlo como un lugar de refugio, "un escondite en un sitio prácticamente inaccesible", dijo Schávelzon, coautor junto a Ana Igareta del libro 'Arqueología de un refugio nazi en la Argentina - Teyú Cuaré' (Paidós, 2017), que presenta un serio y detallado recuento de la investigación. La obra fue prologada por el destacado profesor emérito de la Universidad de Binghamton, Randall H. McGuire.
nazi
© CENTRO DE ARQUEOLOGÍA URBANA
Además de los objetos caídos a la tierra y el piso, se encontraron pozos con basura, "una cosa muy extraña", pues en la zona, a orillas del río Paraná, en aquella época los desechos se vertían en las aguas fluviales.
nazi
© CENTRO DE ARQUEOLOGÍA URBANA
"Excavaron pozos y enterraron la basura, lo cual es algo extraño. Ahí dentro había varios miles de frascos de todo tipo, botellas, latas de alimentos y objetos de la vida cotidiana y doméstica desde platos hasta vasos rotos", comentó el arqueólogo.

Esos elementos no solo permitieron comprender la vida cotidiana de quienes habitaron en ese refugio, sino también fechar y determinar su origen. Había "un conjunto de objetos peculiares provenientes de Alemania, muchos de ellos de muchísimo lujo, que es muy raro que estén en la selva", dijo.

Un tesoro enlatado

Además de objetos cotidianos y de bajo costo, había porcelana y cristalería alemana fina. Pero el hallazgo más revelador se hizo en un agujero en una pared. Allí, tapado por una piedra, una lata de dulce de membrillo guardaba los bienes más preciados de uno de los habitantes.
nazi
© CENTRO DE ARQUEOLOGÍA URBANA
Dentro de ese recipiente, una lata más pequeñita contenía un 'tesoro' formado por dinero argentino -una cifra correspondiente a "los ahorros de alguien modesto"-; una imagen de Hitler y otra de Benito Mussolini; recortes de un diario nacional con la foto de un hombre ataviado con la característica camisa parda de los 'Sturmabteilung' (la milicia del nazismo); y monedas de los países invadidos del este europeo.

"Eran los recuerdos de la vida de alguien. Ahora, ¿quién era ese alguien? No tenemos la más remota idea. Probablemente nunca lo sepamos, pero lo concreto es que esa persona vivió ahí, guardó a lo largo de muchos años esto porque era significativo, era de valor y por algún motivo eso quedó ahí en la pared", indicó Schávelzon.
nazi
© CENTRO DE ARQUEOLOGÍA URBANA
Bormann no vivió en Argentina

Además, en el piso encontraron monedas alemanas del Tercer Reich. En la zona, los rumores indicaban que allí se había refugiado el líder nazi Martin Bormann -incluso hay carteles que indican a los turistas cuál era su supuesta casa-, una hipótesis que los científicos "descartan" de plano en el libro.

"Eso realmente es ridículo. (...) Nosotros decimos es que es un sitio de refugio asociado a la guerra, pero ni sabemos ni creo que podamos saber nunca quién vivió ahí. Tendríamos que encontrar un documento, una carta o un papel. Algo llamativo es que el terreno no figura en los catastros, no hay títulos de propiedad, nunca se compraron o se vendieron", dijo el arqueólogo.
nazi
© CENTRO DE ARQUEOLOGÍA URBANA
La deducción "más obvia" es que alguien que quiso "pasar lo más desapercibido posible" fue a vivir a ese lugar, escondido entre "enormes bloques de piedra" e invisible tras la pared de árboles que lo separa del río Paraná. Este detalle es también llamativo, pues en la zona era tradicional que se construyera cerca de la orilla, de manera de facilitar el acceso al transporte.

No está claro durante cuánto tiempo se utilizó este escondite. Los datos dicen que fue "reducido", aunque "intenso", de probablemente un año. En los diez años siguientes, se dio el proceso de deterioro.

La conexión paraguaya

Paraguay, del otro lado del río, era otro de los países de América del Sur donde también se refugiaron nazis. En tierras guaraníes, bajo distintos gobiernos militares muchos expatriados del Tercer Reich encontraron un destino. Una de las hipótesis que los arqueólogos manejan es que la construcción de Teyú Cuaré se haya dado desde el país vecino, ya que el acceso era más fácil que desde la misma Argentina.
nazi
© CENTRO DE ARQUEOLOGÍA URBANA
En aquel entonces no había un camino y hasta el día de hoy sigue siendo un recorrido no exento de obstáculos.

La búsqueda 'científica' de nazis en Argentina

Según Schávelzon, a diferencia de otros estudios "light", las excavaciones en Teyú Cuaré siguen una metodología estricta. Sobre las presuntas presencias de Hitler y otros nazis en sitios como Córdoba o Bariloche, basadas en anécdotas y pruebas poco fiables, el arqueólogo opinó que ningún grupo fue "a estudiar y trabajar en forma metódica y sistemática a lo largo de un par de años de investigación".
nazi
© CENTRO DE ARQUEOLOGÍA URBANA
"Yo creo que hay que buscar datos concretos y no imaginación. Es muy linda la imaginación pero no demuestra nada", concluyó el arqueólogo.