Traducción por el equipo de SOTT en español

Es incómodo que le digan a uno que se ponga en contacto con su psicópata interior, que la vida es una catástrofe y que el objetivo de vivir no es ser feliz. Esta no es la base de la mayoría de los libros de autoayuda. Sin embargo, al menos de manera superficial, el psicólogo canadiense Jordan B. Peterson, escribió acerca de estos mensajes en un libro de autoayuda.

Su libro 12 Rules for Life: An Antidote to Chaos ("12 reglas para la vida: Un antídoto contra el caos") es un intento ambicioso, un tanto arrogante, de explicar cómo es que un individuo debería vivir su vida éticamente, en lugar de servirse a sí mismo. Está fundamentado en la Biblia, Nietzsche, Freud, Jung y Dostoevsky - también fuentes poco comunes para el género.

jordan peterson lobsters
© Phil Fisk for the Observer
"Usted no es tan amable como cree. Y no es tan inútil como piensa": Jordan Peterson.
Dudo que tenga el atractivo comercial de El Secreto (desee algo y se hará realidad) y ciertamente se desvía marcadamente del territorio del libro Cómo Ganar Amigos e Influir en la Gente. Pero es que Peterson está en una liga intelectual diferente a la de los autores de la mayoría de tales libros. Camille Paglia lo considera "el pensador canadiense más importante desde Marshall McLuhan".

Peterson, de 55 años de edad, es profesor de psicología de la Universidad de Toronto, quien en 2016 apareció en los titulares mediáticos después de negarse a utilizar pronombres de género neutros en la universidad, los cuales le fueron impuestos legalmente por la nueva legislación, la Ley C-16. Después de esto fue considerado como un mártir de la libertad de expresión y castigado como transfóbico. Las manifestaciones estallaron en el campus y él ha sido objeto de una campaña de protesta por parte de activistas trans. Hubo más controversia cuando defendió públicamente a James Damore, el empleado despedido de Google que sugirió que las diferencias de género eran innatas y que esto era simplemente el consenso científico.

Ciertamente no le va muy bien con el establishment académico de tendencia izquierdista. Aparte de todo lo demás, él cree que la mayoría de los cursos universitarios de humanidades deberían dejar de ser financiados porque han sido "corrompidos por los postmodernistas neomarxistas" (particularmente los estudios sobre las mujeres y los estudios sobre las personas de color). Esto le ha llevado a ser tildado como miembro de la derecha alternativa; aunque su apoyo a la asistencia sanitaria socializada, la redistribución de la riqueza hacia los más pobres y la despenalización de las drogas sugiere que esto está lejos del panorama completo. Se define a sí mismo como un "liberal británico clásico". Pero también dice, cuando se le desafía por ser reaccionario, que "ser reaccionario es el nuevo radicalismo".

Peterson ha aparecido ampliamente en las noticias por su oposición ardiente y abierta a gran parte de la agenda política de la extrema izquierda, a la que califica de totalitaria, intolerante y una creciente amenaza a la primacía del individuo, que él considera como su valor central y, según afirma, el fundamento de la cultura occidental.

Mi primer encuentro con el material de Peterson no fue en un contexto político, sino como profesor de historia. Sus vídeos en línea contienen extensas deconstrucciones de narrativas y mitos, tanto antiguos como modernos. Vi sus vídeos sobre el significado psicológico de las historias bíblicas. Aunque soy ateo de toda la vida, por primera vez la Biblia comenzó a tener un sentido simbólico para mí. Peterson puede tomar las ideas más difíciles y hacerlas entretenidas. Esta puede ser la razón por la que sus vídeos en YouTube han tenido 35 millones de vistas. Incluso sus conferencias bíblicas han sido observadas 5 millones de veces - una cifra bastante grande para un análisis teológico del Antiguo Testamento. Se está convirtiendo rápidamente en lo más cercano a lo que podría ser una estrella de rock del mundo académico.
peterson transgenders
© Vince Talotta/Toronto Star/Getty Images
¿Mártir de la libertad de expresión o transfóbico? La estudiante de Toronto "Cassandra" Williams se une a una protesta en el campus contra Jordan Peterson.
La cosmovisión de Peterson es compleja, aunque en "12 Reglas" hace un intento heroico de simplificarla en un material digerible. Podría resumirse así: "La vida es trágica. Eres diminuto, imperfecto, ignorante y débil y todo lo demás es enorme, complejo y abrumador. Una vez, tuvimos el cristianismo como baluarte contra esa aterradora realidad. Pero Dios murió. Desde entonces, la defensa ha sido la ideología, sobre todo el marxismo o el fascismo, o el nihilismo. Éstas llevan, y han llevado en el siglo XX, a la catástrofe.

"La 'felicidad' es un objetivo inútil. No se compare con otras personas, compárese con lo que fue ayer. Nadie se sale con la suya, nunca, así que tome responsabilidad por su propia vida. Usted conjura su propio mundo, no sólo metafóricamente, sino también literal y neurológicamente. Estas lecciones son lo que las grandes historias y mitos nos han estado contando desde que comenzó la civilización".

Peterson estudió ciencias políticas antes de pasar a la psicología y se obsesionó con comprender, en un momento en que la guerra fría estaba en curso, cómo se podían sostener tan profundamente dos grupos de creencias al punto de llevar a toda la humanidad al borde de la destrucción. Desde entonces, esto le ha impulsado a reflexionar sobre la naturaleza humana y la manera a menudo irracional en que generamos sistemas de creencias.

Su primer libro, Maps of Meaning: The Architecture of Belief (1999), es un libro profundo pero a menudo impenetrable que, citando a su biógrafo, describe la "estructura de los sistemas de creencias y mitos, su papel en la regulación de la emoción, la creación de sentido y la motivación para el genocidio". Todo parece ser muy lejano de su último libro, que tiene títulos de capítulos como "Regla 1: Párese derecho con los hombros hacia atrás" y "Regla 11: No moleste a los niños cuando están patinando". Pero la filosofía en el corazón del mismo es la misma.

Tuve una llamada por Skype con Peterson en Toronto antes de su visita a Londres para dar una conferencia y promover el libro. Con la (presuntuosa) esperanza de desestabilizarlo, le dije :"¿Quién diablos te crees que eres? ¿Moisés?"

Simplemente se rió. "No, creo que soy alguien que está aterrorizado. He pensado mucho en cosas terribles. Y leo la historia como si fuera el perpetrador potencial, no la víctima. Eso le lleva a uno a lugares muy oscuros. Además, este libro no está escrito sólo para otras personas. Es una advertencia para mí. También estoy diciendo: mucho cuidado porque al final todo acto tiene una consecuencia. Si he aprendido una cosa en 20 años de práctica clínica, es eso. Juro que nunca he visto a nadie salirse con la suya en toda mi vida.

"Nietzsche señaló que la mayor parte de la moralidad es cobardía. No hay ninguna duda de que ese es el caso. El problema con la "gente buena" es que nunca han estado en una situación que los convierta en los monstruos que son capaces de ser".

Por lo tanto, si las "personas agradables" tienen la oportunidad de disfrazar sus oscuros impulsos ante sí mismos, ¿es probable que lleguen a satisfacer esos impulsos? "Sí. Y si uno busca un poco en su alma podría determinar de qué manera los están satisfaciendo en el presente".
peterson 12 rules book
© Phil Fisk for the Observer
Cómo vivir: El libro de autoayuda de Peterson, "12 Reglas para la vida," es ofrecido como "un antídoto contra el caos".
La existencia de nuestra oscuridad esencial puede, tal vez, ser vista de forma transparente en el diluvio de odio, abuso e ira que ahora es claramente visible en los canales anónimos de Twitter. Fueron "personas normales", no sociópatas, los responsables de las atrocidades del nazismo, el estalinismo y el maoísmo. No debemos olvidar, dice Peterson, que somos corruptos, patéticos, y capaces de una gran malevolencia.

Si todos somos monstruos, ¿cómo nos salvaremos? Lo primero es entender cómo evoluciona nuestra visión del mundo. Crucial para esto es un experimento de hace 20 años sobre la falta de atención - el famoso experimento del Gorila Invisible. Esto implicó grabar a dos equipos de jugadores de baloncesto y reproducir el juego ante observadores, a quienes se les pidió que contaran el número de pases que su equipo había hecho. Durante el juego, un hombre con un traje de gorila camina hacia la cancha, se golpea el pecho y luego se va. Asombrosamente, más del 50% de los observadores no notó al gorila.

¿Por qué es esto tan importante? Porque, como apunta Peterson, sólo vemos aquello en lo que nos enfocamos; no sólo metafóricamente, sino también literalmente y fisiológicamente. Nuestra percepción se ajusta a nuestros objetivos. Así que si sus objetivos son oscuros y corruptos, usted verá las cosas oscuras y corruptas que facilitan sus objetivos. Y si sus metas son elevadas, verá cosas diferentes. La creencia colorea la percepción. Esto encaja con su afirmación de que usted debe buscar un sentido apropiado en lugar de la felicidad.

"Está muy bien pensar que el sentido de la vida es la felicidad, pero ¿qué pasa cuando no está feliz? La felicidad es un efecto secundario genial. Cuando llegue, acéptela con gratitud. Pero es fugaz e impredecible. No es algo a lo que hay que aspirar, porque no es un objetivo. Y si la felicidad es el propósito de la vida, ¿qué pasa cuando uno no es feliz? Entonces es un fracasado. Y quizás un fracasado suicida. La felicidad es como el algodón de azúcar. No funciona".

Pero, ¿cómo construimos el sentido? Poniéndolo antes de la conveniencia. Lo cual está muy cerca de simplemente "actuar bien". Peterson cree que todos nacen con un instinto que apunta hacia la ética y el sentido. También es una cuestión de responsabilidad, es decir, usted necesita tener el valor de asumir voluntariamente la gran carga del ser para avanzar hacia ese sentido. Esto es lo que nos dicen las historias bíblicas. Las grandes historias del mundo tienen un propósito moral: nos enseñan a buscar el sentido por encima del estrecho interés personal. Ya sea Pinocho, El Rey León, Harry Potter o la Biblia, todos dicen lo mismo: tome el camino más elevado, agarre la roca más pesada y tendrá la esperanza de renacer psicológicamente a pesar del inevitable sufrimiento que trae la vida.

jordan peterson toronto
© Carlos Osorio/Toronto Star/Getty Images
Centro de calma: Peterson en Toronto, donde se ha encontrado en una tormenta mediática debido a su declaración pública de que no usará pronombres como "ellos" para reconocer géneros no binarios.
El mayor análisis de la historia de Peterson ha sido la Biblia. Él expone cómo el mito de Adán y Eva muestra la venida de la autoconciencia, y por lo tanto una conciencia de la mortalidad, la vulnerabilidad, el futuro y el bien y el mal. Todos en la historia inmediatamente comienzan a mentir y esquivar la culpa. Adán culpa a Eva, Eva culpa a la serpiente. Entonces dan a luz a Caín y Abel, y el primer acto de la historia humana es que Caín asesina a su propio hermano por resentimiento contra él y contra Dios por igual, y luego miente sobre ello: "¿Soy yo el guardián de mi hermano?".

Peterson habla mucho sobre el poder del resentimiento en sus escritos. Odiamos a aquellos que son mejores que nosotros (Dios, Abel) y queremos destruirlos, entonces mentimos para escondernos de las consecuencias. "Consulte su resentimiento", dice. "Es revelador. No subestime la malevolencia y no subestime la utilidad de su capacidad de malevolencia. Si es débil, debería convertirse en un monstruo. Es curioso, ese "monstruo" es mejor que ser "agradable". Pero no es tan bueno como "no monstruoso". Y eso es lo siguiente que hay que lograr. Pero esconderse en su sótano resentido con todos es el camino real hacia la oscuridad.

"Usted tiene que notar cuando se siente homicida. Digamos que va a trabajar y alguien lo intimida. Si se da cuenta, está fantaseando con cosas bastante desagradables. Eso le dice dos cosas. La primera es que no es tan amable como cree. Y el corolario de eso es que no es tan inútil como cree".

"Dios", en la formulación de Peterson, significa "realidad" o "el futuro" o "el logos" o "ser" o "todo lo que no es usted y que no conoce". Y el descubrimiento principal de la humanidad primitiva es que uno puede negociar con "Dios", a través del sacrificio. Lo cual no es más que decir que si usted sacrifica los placeres del presente, la realidad probablemente le recompensará en el futuro. No está garantizado, pero es la mejor opción que tiene.

Habiendo dicho esto, y resaltando que sus conferencias son puramente sobre el valor psicológico más que teológico de la Biblia, Peterson es un cristiano devoto. "Sí. Lo cual es una forma de locura. La carga ética es ridícula. Dios podría derribarlo aunque esté haciendo lo correcto. Pero es su mejor apuesta. Hay un gran nivel de realidad allá afuera que no conocemos y no entendemos. Podemos negociar con ella, pero no garantiza nada y Dios puede volverse en su contra. Esa es la cuestión de la vida. No hay garantía de éxito".

¿Cree en la vida después de la muerte? "¡No sé ni siquiera si creo en la muerte! No estoy seguro de que entendamos nada acerca del papel de la conciencia en el espacio y el tiempo. No creo que el mundo sea como creemos que es. No soy materialista. Lo que sea que esté sucediendo en el nivel subatómico de la materia es tan extraño que la gente que lo entiende no lo entiende".

El último capítulo del libro de Peterson, titulado engañosamente "Regla 12: Acaricie a un gato cuando lo encuentre en la calle", aborda las luchas personales por las que pasó cuando se descubrió que su hija, Mikhaila, tenía una rara enfermedad ósea. Durante muchos años, Peterson, su esposa e hija lucharon contra la enfermedad, que claramente causó un terrible sufrimiento a Mikhaila. También está documentado que Peterson y su hija han sufrido depresión clínica. Es imposible estar seguro, pero parece claro que la agonía de estas experiencias han tenido un gran impacto en él y el enfoque adopta ante las tinieblas subyacentes de la vida.

Hay mucho más que decir sobre Jordan B. Peterson. Es una extraña mezcla de teólogo, psicólogo, conservador, liberal, ingenioso y predicador laico. Es un poderoso defensor del método científico, aunque no es materialista. Puede pasar de cariñoso a cortante en un instante. Sin embargo, su principal preocupación, que sustenta casi todo su trabajo, es la defensa del individuo contra el pensamiento grupal, ya sea de derecha o de izquierda.

"Su identidad de grupo no es su rasgo principal. Ese es el gran descubrimiento de occidente. Por eso occidente tiene razón. Y lo digo incondicionalmente. Occidente es el único lugar en el mundo que ha descubierto que el individuo es soberano. Y descubrir eso es algo imposible. Es increíble que lo hayamos conseguido. Y es la clave de todo lo que hemos hecho bien".

Las 12 reglas de Peterson

Regla 1 Párese derecho con los hombros hacia atrás

Regla 2 Trátese como si fuera alguien a quien usted es responsable de ayudar

Regla 3 Haga amigos con personas que quieren lo mejor para usted

Regla 4 Compárese con lo que usted fue ayer, no con lo que alguien más es hoy.

Regla 5 No permita que sus hijos hagan nada que lo haga odiarlos

Regla 6 Antes de criticar al mundo, ponga su casa en orden perfecto

Regla 7 Persiga lo que es significativo (no lo que es conveniente)

Regla 8 Diga la verdad - o, al menos, no mienta

Regla 9 Suponga que la persona a la que está escuchando puede saber algo que usted no sabe

Regla 10 Sea preciso en su discurso

Regla 11 No moleste a los niños cuando están patinando

Regla 12 Acaricie a un gato cuando encuentre uno en la calle