(España) - PACMA ha publicado unas imágenes que muestran los terribles efectos que han tenidos las riadas de Aragón sobre los animales, en concreto vacas y cerdos. Los efectos de estas crecidas han provocado la muerte de un número "indeterminado" de animales en varias granjas.
cerdos
El Partido Animalista (PACMA) ha publicado este lunes unas fotografías y vídeos donde se pueden apreciar los efectos que las riadas de estos últimos días han causado sobre los animales. Las imágenes muestran vacas y cerdos que han muerto debido a estos sucesos.

La organización califica de "terribles" estas imágenes, entre las cuales puede apreciarse como varios cerdos de una granja de Villafranca del Ebro luchan por sobrevivir a las inundaciones, sacando la cabeza sobre el agua, apoyándose unos contra otros o tratando de traspasar los vallados.
Animales atrapados y abandonados en granjas de Remolinos y Villafranca del Ebro, (Zaragoza) durante las riadas por el desbordamiento del río Ebro.
© Aitor Garmendia (Tras los muros)
Animales atrapados y abandonados en granjas de Remolinos y Villafranca del Ebro, (Zaragoza) durante las riadas por el desbordamiento del río Ebro.

cerdos
Se desconoce el numero concreto de animales que han fallecido durante las crecidas del Ebro en Aragón, mientras que PACMA asegura haber avisado el viernes al Gobierno autónomo de la necesidad "imprescindible" de activar protocolos de emergencia para reubicar a los animales y garantizar así su seguridad.
vacas
La formación animalista denuncia esta situación podría haberse evitado si las autoridades hubieran puesto en marcha el Plan de Evacuación de Animales en Catástrofes y Situaciones de Emergencia, que elaboró el Partido Animalista con la colaboración de expertos, y que se presentó a todas las comunidades autónomas el pasado mes de noviembre, tras los incendios que afectaron al noroeste en el mes de octubre.

Tras esta información y por ello, anuncian una denuncia contra las granjas por no activar los protocolos de desalojo para evitar la muerte de los animales, lo cual se considera como omisión de socorro y no se pueden contabilizar como pérdidas económicas.