Traducido por el equipo de sott.net en español

Un mes después de que se reportara una enorme grieta en el Valle del Rift en Kenia, otra falla de dos kilómetros se ha abierto el lunes en las afueras de la ciudad de Naivasha, en el condado de Nakuru, donde se ha tragado granjas enteras.
Crack on the outskirts of Naivasha town in Nakuru County, Kenya.
© Daily Nation
Grieta en las afueras de la ciudad de Naivasha, en el condado de Nakuru, Kenia.
Los medios de comunicación locales informan que al menos 16 familias se han mudado a terrenos seguros debido a que varios acres de cultivos fueron destruidos por la grieta al llenarse de agua que se creía provenía de las lluvias en otras partes del país, informa el Daily Nation.

"Las fuertes lluvias que azotan esta región han contribuido de alguna manera a la falla... Es una falla de 20 pies de profundidad que atraviesa varias granjas agrícolas. A las familias se les pidió que se fueran principalmente por su seguridad", dijo el martes el comisionado adjunto del condado de Naivasha, Joseph Opondo.

Añadió que un equipo de ingenieros y expertos está evaluando la situación, ya que las carreteras y un río importante también se han visto afectados.

Las grietas comenzaron el mes pasado después de un enorme desgarro de más de 50 pies de profundidad y más de 50 pies de ancho en el Condado de Narok que se cree que fue causado por fuertes lluvias y actividades sísmicas.

Los geólogos dicen que dentro de unos 50 millones de años, el continente africano se dividirá en dos con la placa tectónica somalí que cubre el Gran Valle del Rift -que va desde el Cuerno de África hasta Mozambique- separándose de la Placa Nubia (Placa Africana).


El geólogo keniano David Ahede dijo a los medios de comunicación locales que cree que el origen de los movimientos es un volcán escudo llamado Suswa que se encuentra en la base del Gran Valle del Rift con una historia de actividad tectónica y volcánica.

Añadió que los movimientos de tierra han dado lugar a debilidades y que las zonas débiles forman fallas y fisuras que normalmente se rellenan con cenizas volcánicas, muy probablemente del cercano Monte Longonot.

El siguiente vídeo es un dron de la profunda brecha del mes pasado capturado por el Daily Nation de Kenia.