La ciudad de Paradise fue borrada del mapa por el fuego. El "Camp Fire" es el incendio más destructivo de la historia californiana.
wildfire butte county california
© ABC7's / Laura Anthony
Todo Paradise, un pueblo de 27.000 habitantes situado a 290 kilómetros al noreste de San Francisco, se vio obligado a evacuar.
En Paradise no quedó nadie. La mayoría de los 27 000 habitantes huyeron de esta ciudad del norte de California que de "paraíso" ya no tiene nada. Un feroz incendio arrasó con todo y la convirtió en un infierno. Los incendios que afectan California ya dejaron al menos nueve muertos.

Al menos cinco de ellos perdieron la vida en Paradise, dentro de sus automóviles en los que intentaban huir de las llamas, mientras otras víctimas fueron encontradas en sus viviendas.

Más de 6 700 edificios, la mayoría viviendas, resultaron destruidos en el condado de Butte, convirtiendo el incendio bautizado como "Camp Fire" en el más destructivo de la historia del estado.


"La magnitud de la destrucción que hemos visto es increíble y desgarradora", dijo Mark Ghilarducci, director de la oficina de emergencia del gobierno del estado.
Son varios los focos del incendio: el más grave, el bautizado como "Camp Fire", comenzó el jueves y se extiende ya a más de 30.000 hectáreas en al zona de Paradise. Otros dos incendios se registran más al sur, en el condado de Ventura, cerca de Thousand Oaks, donde un exsoldado abrió fuego en un bar el miércoles en la noche dejando 12 muertos antes de suicidarse.


También Malibú, donde tienen sus mansiones muchos famosos de Hollywood cerca de Los Ángeles, se ve amenazada por un gran incendio. Unas 30 casas ya fueron consumidas por el fuego en esa área, sin que se reportaran hasta ahora víctimas.

La actriz Alyssa Milano fue una de las famosas que tuvieron que evacuar. "Mis caballos están a salvo, mis niños también. Mi hogar está en peligro pero todo lo que tiene un corazón que late está bien", escribió Milano en Twitter.

Las autoridades estimaron que, en total, más de 200 000 personas se habrían visto obligadas a dejar sus casas en California.
incendio california
Las elevadas temperaturas y la sequía que persisten en la región hacen que el riesgo de incendio en la costa oeste de Estados Unidos sea alto, y el pronóstico es poco alentador. Para los próximos días, se esperan fuertes vientos y poca humedad, una mala noticia para los más de 2.000 bomberos que combaten las llamas.

El vicegobernador Gavin Newsom declaró el estado de emergencia en los condados de Butte, Los Angeles y Ventura. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump amenazó con retener los pagos al estado de California afirmando que su gestión forestal es "muy pobre". El dirigente dijo en Twitter el sábado que "no hay razón para estos incendios masivos, letales y costosos en California".

"Cada año se dan miles de millones de dólares, con tantas vidas perdidas, todo debido a la mala gestión de los bosques. íArréglenlo ahora o no (habrá) más pagos federales!", dijo Trump.