Un equipo de arqueólogos acaba de comprobar que la meseta que se encuentra entre el Reino Unido y los Países Bajos estaba plenamente habitada antes de que se sumergiera en el agua hace miles de años.
doggerland
© Desconocido
El mapa del planeta era muy diferente apenas hace unos miles de años
La zona en cuestión se conoce como Doggerland y ha llamado la atención de los científicos desde hace unos decenios, ya que se considera que en tiempos remotos estuvo habitada.

Aunque algunas teorías a veces carecen de rigor científico, esta vez un grupo de investigadores del proyecto Wessex Archaeology estudió la zona y comprobó que se trata de una estructura que estuvo habitada.

Los arqueólogos estudiaron las pruebas de los sedimentos de la zona, inundada hace unos 8.000 años, y encontraron restos de sustancias orgánicas y de turba, además de herramientas primitivas y restos humanos.

Los investigadores también hallaron restos fósiles de carbón vegetal. Probablemente estos sean los rastros de las hogueras que hacían los habitantes de la zona.

En este contexto, los científicos se pronunciaron con seguridad a favor de la hipótesis sobre la habitabilidad de la región. El área llamada Doggerland quedó libre de hielo hace unos 12.000 años, después del final de la última era glacial.