Cancer
© Desconocido
7,880 personas mueren al año por cancer de cabeza o cuello en EE.UU.
Un compuesto derivado de la especia india curcumina ayudaría en el tratamiento del cáncer de cabeza y cuello al fortalecer a las células que trabajan contra la resistencia del tumor a los compuestos de la quimioterapia.

Un estudio de la Universidad de Michigan (UM) mostró que el uso de la curcumina abre la posibilidad de aplicar dosis más bajas y menos tóxicas de Cisplatin -el tratamiento tradicional- logrando una eliminación equivalente, o aún mayor, del tumor.

Cuando las células se tornan resistentes al Cisplatin hay que administrarlo en dosis cada vez mayores.

Sin embargo, los investigadores añadieron el compuesto sobre base de curcumina, llamado FLLL32, a las líneas de células de cáncer de cabeza y cuello, logrando reducir a una cuarta parte la dosis de Cisplatin de la quimioterapia, manteniendo la misma tasa de eliminación de células cancerígenas.

El Cisplatin es tan tóxico que los pacientes que sobreviven al tratamiento a menudo experimentan efectos secundarios del tratamiento por largo plazo, según el estudio de la UM.

La resistencia que desarrollan los tumores al Cisplatin es una de las principales razones por las que el cáncer de cabeza y cuello retorna o se propaga, y por lo que la supervivencia de cinco años para los pacientes con este tipo de mal no ha mejorado en tres décadas.

El FLLL32 se ha diseñado para sensibilizar las células de cáncer en el nivel molecular a los efectos del Cisplatin contra el tumor.

El compuesto actúa sobre la proteína STAT3 que se encuentra en altos niveles en alrededor del 82 por ciento de los cánceres de cabeza y cuello y que está vinculada con procesos de muerte de células normales, permitiendo que las células malignas sobrevivan a la quimioterapia.

La investigación, cuyo principal autor es Thomas Carey, profesor de otorrinolaringología y farmacología en la Escuela de Medicina de la UM, será publicada esta semana en la revista Archives of Otolaryngology.

De acuerdo con estadísticas de la Sociedad Estadunidense del Cáncer, cerca de 36 mil 650 personas en Estados Unidos recibirán este año un diagnóstico de cáncer de cabeza y cuello, de las cuales unas siete mil 880 morirán por esa enfermedad.