Traducido por el equipo de Sott.net en español

Las esvásticas y las marcas antisemitas fueron encontradas en más de 80 lápidas en un cementerio judío en el este de Francia el martes, en el día de las marchas nacionales contra el aumento de los ataques antisemitas.
macron jewish graves
© AFP/Frederick FLORIN
Macron visita un cementerio judío en Estrasburgo, profanado esa misma mañana, antes de asistir al monumento conmemorativo del Holocausto de París por la tarde, y luego unirse a la manifestación contra "antisemitismo" en París esa misma tarde.

Los daños fueron descubiertos el martes por la mañana
en un cementerio del pueblo de Quatzenheim, cerca de la frontera con Alemania en la región de Alsacia, según una declaración de la oficina de seguridad regional.

Se trata del último impactante incidente de antisemitismo en Francia.

Según las autoridades, alrededor de 80 tumbas en total fueron profanadas con grafitis antisemita y símbolos de esvástica.

Las fotos muestran los símbolos nazis pintados en azul sobre las tumbas dañadas, una de las cuales lleva las palabras "Elsassisches Schwarzen Wolfe" ("Lobos negros alsacianos"), un grupo separatista vinculado a los neonazis en los años setenta.


Comentario: Es decir, ¡ya no existe!


El alto funcionario de seguridad de la región, Jean-Luc Marx, condenó "del modo más enérgico posible este terrible acto antisemita y envía su total apoyo a la comunidad judía, que ha vuelto a ser blanco de ataques", añade la declaración.

El presidente Emmanuel Macron viajará al cementerio para inspeccionar los daños el martes, antes de visitar el monumento conmemorativo del Holocausto en París, dijo el ministro del Interior Christophe Castaner a RTL Radio.


Comentario: Ah, qué conveniente. Va a hacer un viaje especial fuera del Elíseo para visitar las lápidas dañadas el mismo día en que el Estado organizó protestas contra los chalecos amarillos bajo el repugnante tema del "antisemitismo". Si uno fuera un teórico de la conspiración, se inclinaría a especular que los agentes provocadores prorrégimen embadurnaron las lápidas con esvásticas...


El diputado local Sylvain Waserman dijo que quedó "disgustado" y "furioso" después de enterarse del vandalismo.

El incidente se produce el día en que se planean concentraciones masivas en París y otras ciudades francesas el martes para denunciar un estallido de actos antisemitas.


Comentario: Sólo una coincidencia, nada de qué preocuparse.


"Esta es la respuesta a la llamada de atención nacional que pedimos la semana pasada", dijo Francis Kalifat, del grupo CRIF, compuesto por organizaciones judías francesas.


Comentario: Es como las organizaciones del "lobby" pro-Israel AIPAC y ADL en EE.UU., pero de Francia y en uno solo.


Se refería a una oleada de vandalismo y grafitis antijudíos descubiertos en París y sus alrededores en los días siguientes a otro sábado de protestas de los chalecos amarillos.


La Plume Libre: El cementerio judío de Quatzenheim, en el Bajo Rin, fue profanado esta noche. Unas 80 sepulturas fueron afectadas. Un nuevo acto de antisemitismo en Francia.
El grafiti en la sede del diario francés Le Monde utilizó tropos antisemitas para referirse al antiguo trabajo de Macron como banquero de inversiones de Rothschild.


Comentario: Técnicamente, eso es un hecho. Aunque sí, cuando se arma una narración tan ordenada como esta, parece, en general, bastante indecorosa...


En otro incidente, las palabras "Macron perra de judíos" se escribieron en inglés en la puerta de un garaje en el centro de la ciudad, y la frase "cerdo judío" fue plasmada con pintura en aerosol en una pared en el distrito 18 norte.

Pero el aumento de los actos antisemitas en Francia es anterior al movimiento de los chalecos amarillos.


Comentario: No hay necesidad de "pero" en esa frase; siguiendo con su narración, si los chalecos amarillos (es decir, la mayoría de los franceses) son "antisemitas", y sus protestas son una expresión de años y décadas de frustraciones reprimidas ante la dirección que Francia ha tomado, entonces uno esperaría que los actos antisemitas hubieran aumentado desde hace algún tiempo.

Lo que especialmente no ayuda a la causa de la clase dirigente es que es bien sabido en Francia que los propios judíos han sido sorprendidos cometiendo "actos de antisemitismo", con el propósito, sin duda, de hacer que sus vecinos franceses parezcan "antisemitas"...


El año pasado, la policía registró un aumento del 74 por ciento en las denuncias de delitos contra los judíos, lo que causó alarma en un país que alberga a la mayor población judía de Europa.

El gobierno ha tratado de seguir una línea muy fina para condenar el reciente aumento del antisemitismo sin criticar lo que se ha denominado quejas legítimas de los manifestantes.