(España) - El pasado jueves escrituró la compra de una vivienda de dos millones de euros por la que han pagado menos de 800.000 euros.
José Luis Rodríguez Zapatero compra por 800.000 euros un chalé de lujo de más de dos millones

El 'casoplón' del expresidente
Sobre las 12 de la mañana del pasado jueves, José Luis Rodríguez Zapatero (58) y su esposa, Sonsoles Espinosa (57), entraban de la mano en una notaría de Alcobendas (Madrid). Salían de ella como propietarios de la casa en la que vivían alquilados con un contrato con opción a compra desde 2012. Aunque algunos medios publicaron que José Luis y Sonsoles habían adquirido la propiedad en el año 2013, no ha sido hasta esta semana cuando se ha cerrado la venta. No es habitual que este tipo de contratos permitan a los titulares comprar la vivienda después de tanto tiempo. El caso del ex presidente y su mujer resulta atípico y muy ventajoso para ellos. Mientras lo normal es ejercitar la opción de compra dentro de los dos o tres primeros años desde el inicio del alquiler, Zapatero y Espinosa lo han hecho siete años después. A ellos el precio de compra les ha salido bastante más barato en comparación con sus vecinos, que así lo han comentado a este suplemento.

La pareja ha comprado con doble ventaja. Por un lado, porque el precio de venta que han conseguido ha sido el que se pedía por las casas en la época de crisis, y por otro, porque de ese precio les han descontado el total de las cuotas que han pagado durante los años que han estado de alquiler. Han conseguido, por menos de 800.000 euros, una vivienda cuyo precio de venta actual ronda el millón y medio de euros para el resto de los mortales. Diez años después de que explotase la burbuja inmobiliaria, el ex presidente ha salido ganando comprando a precio de entonces.

La nueva casa de Zapatero está en el barrio de Valdemarín, en Aravaca, junto al Hipódromo de la Zarzuela. La zona, considerada como el Beverly Hills de Madrid, es comparable a otras como el Viso, la Moraleja o la urbanización de la Finca, en Pozuelo de Alarcón; en ella el metro cuadrado en vivienda nueva asciende a 5.335 euros. El chalé que ha comprado el ex presidente del Gobierno forma parte de una promoción de 18 viviendas de lujo (Urbalia Valdemarín) comercializadas entre los años 2008 y 2009 por la promotora de alto standing Urbalia. Su precio de salida alcanzaba los dos millones de euros, muy lejos de lo que ha pagado el actual consejero de Estado. Con la crisis económica, la empresa entró en suspensión de pagos y después en liquidación. Las viviendas pasaron entonces a ser titularidad de BuildingCenter, una sociedad del grupo CaixaBank que se ocupa de la desinversión de la cartera de inmuebles procedentes del grupo.

Con el cambio de dueño, los chalés quedaron en la cartera inmobiliaria de Servihabitat, que se haría cargo de su venta. En aquel momento su precio se estableció en torno al millón de euros, lo que las convertía en un activo muy interesante, teniendo en cuenta que apenas un par de años antes casi se pedía por ellos el doble de esa cantidad. Todas las viviendas fueron vendidas menos una de ellas, que BuildingCenter mantuvo en propiedad. Esta casa sería la que alquiló con opción a compra el ex presidente. Su precio bajó entonces a los 800.000 euros.

Rodríguez Zapatero y su mujer
© GTRES
El ex presidente del Gobierno y su mujer en una imagen reciente
Desde el año 2012, la familia de Zapatero vive en el chalé por el que han estado pagando un alquiler que ronda los 3.000 euros mensuales (con lo que al cabo de los siete años que llevan residiendo en él habrían desembolsado cerca de 200.000 euros). Se trata de una casa pareada, de tres plantas y casi 400 metros cuadrados, con acabados de lujo y ascensor privado. Tres dormitorios, cada uno con su baño, y un aseo en la planta baja. En la terraza, con impresionantes vistas del skyline madrileño, tiene una piscina privada de un carril pensada para nadar (deporte al que Sonsoles ya demostró ser muy aficionada y que provocó una gran polémica cuando utilizó la piscina cubierta de la Academia de la Guardia Civil de Valdemoro). De moderno diseño, combina el hormigón con la carpintería de alta gama en su exterior. La casa de Zapatero, como el resto de las de la urbanización, cuenta con importantes medidas de seguridad y tiene una entrada independiente. La única zona común que los vecinos comparten con el ex presidente y su familia es la del pádel. Fuera de la pista, todo es privacidad.

El lugar elegido para vivir por el ex presidente y su mujer cambió estos últimos años. En un primer momento su intención era regresar a León de modo definitivo tras el abandono del cargo de presidente del Gobierno, pero el año pasado vendieron el chalé que se habían construido en 2011 en una de las zonas más exclusivas de esa ciudad y se quedaron alquilados en Madrid. Fuentes cercanas al matrimonio explican que lo hicieron, sobre todo, por la presión de sus hijas, que no querían vivir fuera de Madrid. La realidad es que José Luis y Sonsoles no han salido perdiendo con el cambio de planes. Si en la venta del chalé de León perdieron dinero (tuvieron que bajar su precio varias veces hasta que pudieron venderlo), la inversión que han hecho esta semana con la compra del de Madrid compensa, y mucho, las posibles pérdidas. De ser propietarios en una de las zonas más cotizadas de León, han pasado a serlo en una de las más codiciadas de Madrid.

Con la firma del contrato, Zapatero y su mujer pasan a ser oficialmente vecinos de Aravaca. No es el único ex presidente del Gobierno que ha decidido mudarse a uno de los barrios de la zona noroeste de Madrid después de abandonar La Moncloa. Apenas 10 kilómetros separan la urbanización de Zapatero de la casa que José María Aznar comprara en la urbanización de Monte Alina, en Pozuelo de Alarcón, cuando abandonó la Moncloa. Y entre ambos, está la urbanización de Somosaguas, también en Pozuelo, donde Felipe González vivió en un chalé mientras duró su primer matrimonio.

Rodríguez Zapatero,en la azotea tienen piscina privada

En la azotea tienen piscina privada
También Adolfo Suárez residió en la misma zona, a menos de cinco kilómetros de la nueva casa de Zapatero, en la urbanización de la Florida. Pero no sólo los ex presidentes se han inclinado por el noroeste madrileño para vivir. Albert Rivera vive en Boadilla del Monte, donde también reside su supuesta actual pareja, la cantante Malú. Pablo Iglesias, en cambio, ha puesto tierra de por medio respecto de sus colegas y ha comprado en Galapagar, eso sí, con cuatro veces más metros cuadrados de parcela y de casa. Pero probablemente, ninguno de ellos haya tenido tan buen ojo comprando como Zapatero. Al final, al menos para José Luis y su mujer, sí hubo brotes verdes.