Rayo
© Desconocido
Julio Vázquez, de 64 años, quedó sin movilidad durante varios minutos
El Complexo Hospitalario de Ourense dio ayer el alta médica a Julio Vázquez Domínguez, el vecino de Forcadas (Chandrexa de Queixa) de 64 años que ingresó a última hora del pasado lunes. Fue trasladado al centro ourensano después de que un rayo atravesase la cuadra en la que se había refugiado, huyendo de la tormenta, perdiendo la movilidad de las piernas y de un brazo momentáneamente.

Su hermana, Irene Vázquez, explicó que otro vecino del pueblo tuvo la misma idea, refugiándose en la misma cuadra, aunque éste salió ileso.

Irene Vázquez explica que su hermano y el otro vecino de Forcadas estaban sentados cuando oyeron un fuerte estruendo, similar a una explosión, cayendo por el suelo. Ésta es la única explicación que pudieron dar los dos vecinos. No obstante, en el pueblo de Forcadas atribuyen el hecho a que el rayo atravesó la cuadra, en lugar de caer sobre ella.

Los primeros instantes fueron terribles. 'De cintura para abaixo quedou como paralítico, non podía mover as pernas nin un brazo', comentó su hermana. Añadió que 'non se podía levantar do solo', obligándole a arrastrarse para desplazarse. Con el paso del tiempo volvió a recuperar la movilidad lentamente, saliendo al paso de los vecinos cuando acudían a ayudarle. En todo caso, 'o susto foi moi grande', dijo Irene Vázquez.