El aumento de los casos de esta enfermedad está relacionado con el auge del movimiento antivacunación.
VACCINE
© Aditya Irawan / www.globallookpress.com
Imagen ilustrativa.
En 2019 en EE.UU. se han registrado 695 casos de sarampión, lo que supone el peor rebrote desde que se declaró su eliminación oficial en 2000, informa AFP.

El rebrote está ligado al movimiento global antivacunación. Desde 2010 a 2017 son ya 169 millones de niños que no fueron vacunados, según los datos de un informe de Unicef.


Comentario: No es de sorprender que estén intentando asociar el nuevo brote de sarampión con la corriente antivacunas. La mayoría de quienes ponen en duda las vacunas se centran sólo en las que son obviamente innecesarias, o en aquellas a las que específicamente se les ha asociado con algún efecto secundario nocivo. Sin embargo, este tipo de comentarios sugieren que si alguien plantea estas cuestiones, entonces es culpable de un brote de sarampión.

De esta manera, sin ningún tipo de contexto, se demoniza a un movimiento que potencialmente podría educar a las personas y ayudarlas a tomar mejores decisiones por ellos mismos y sus seres queridos.


La epidemia se extiende a 22 estados, siendo los más afectados los de Nueva York y Washington. En ambos se declaró el estado de urgencia sanitaria.
sarampion brote
© RT/OMS
"El elevado número de los casos en 2019 se debe sobre todo a rebrotes masivos: uno en el estado de Washington y dos en el de Nueva York que se detectaron en 2018", afirman desde el Centro para el Control y la Prevención de la Enfermedad.

A nivel mundial, la incidencia del sarampión durante los tres primeros meses de 2019 aumentó un 300 % en comparación con el mismo período del año pasado, con arreglo a los datos de la ONU. Unas 110.000 personas, la mayoría de ellos niños, murieron de esta enfermedad, lo que supone un incremento del 22 % respecto a 2018, precisa Unicef.