El presidente de Brasil insta a George W. Bush a hacer todo lo posible para evitar el regreso de Cristina Fernández de Kirchner a poder en Argentina.

Bolsonaro Bush

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro (izda.), reunido con el exmandatario de EE.UU. George W. Bush, en Texas, EE.UU., 15 de mayo de 2019.
"Hablamos con (el expresidente de EE.UU.) Bush sobre la situación en Venezuela, pero más importante que hacer un gol es evitar otro, y ese gol en contra sería que Argentina regrese a las manos de Kirchner", afirmó el miércoles Jair Bolsonaro a los periodistas que cubren su gira por EE.UU. y en la que aprovechó para reunirse con Bush.

El presidente brasileño reiteró, como lo alertó en cuatro ocasiones desde finales de abril, que una victoria electoral de la expresidenta y actual senadora en Argentina, "provocaría una nueva Venezuela en Sudamérica".

"Nos gustaría que Argentina no retrocediera en esta cuestión ideológica", sostuvo el ultraderechista Bolsonaro, un opositor a ultranza de los Gobierno de izquierda.

Al ser preguntado sobre la opinión de Bush ante la eventual vuelta de Fernández a la Casa Rosada, el mandatario de Brasil indicó que "por el semblante que mostró", parecía que él (Bush) estaba de acuerdo.


Comentario: ¿"Por el semblante"? Bush probablemente ni siquiera sabe quién es Kirchner y por eso se quedó callado. Quién sabe, ¡tal vez tampoco sepa quién es Bolsonaro!


Bolsonaro llegó el miércoles a Texas (EE.UU.) para recibir un premio de la cámara de comercio binacional.

A poco más de un mes del cierre de listas de precandidatos para las elecciones de Argentina, diversas encuestas estiman que el presidente argentino, Mauricio Macri, perdería en un eventual balotaje contra Fernández de Kirchner y el exministro de Economía Roberto Lavagna.

Desde su campaña y luego ya en el Palacio de Planalto, el mandatario se ha caracterizado por su postura xenófoba, misógina y racista, cercana, de hecho, al presidente de EE.UU., Donald Trump.

Bolsonaro también secunda las políticas de Washington en América Latina, y coopera con EE.UU. en sus intentos golpistas en el país bolivariano.

Una encuesta elaborada en diciembre de 2018 mostró que el 66 % de los brasileños se opone a la política exterior de Bolsonaro, siendo alinearse con Washington una de sus principales.