Traducido por el equipo de Sott.net en español

Los londinenses contemplaron el espectáculo de una rara formación de nubes sobre la capital.
Asperitas clouds over London
© Twitter
Las nubes asperatus sobre Londres fueron calificadas de "escalofriantes" por algunos usuarios de redes sociales.
Las fotos tomadas en el sur de Londres mostraron nubes que parecían un "hoyo negro", de acuerdo a un usuario de redes sociales.

La inusual escena provocó una gran cantidad de imágenes publicadas en Twitter acompañadas de descripciones como "nube escalofriante" o "¿qué diablos es esto?"

El usuario de Twitter Iain Mellis captó una formación en forma de olas en el centro de la capital.

Las nubes fueron identificadas por los expertos como asperatus, una rara formación que recibió su nombre apenas recientemente.

Iain: Buenos días, @liamdutton vio esta formación de nubes sobre Londres esta mañana. Se ve interesante, ¿no?
De acuerdo a la Met Office (la Oficina Metereológica): "Asperatus es una formación de nubes distintiva pero relativamente rara que toma la apariencia de olas onduladas.

"Estas estructuras parecidas a olas se forman en la parte de abajo de la nube y la hacen parecer la superficie revuelta del mar cuando se ven desde abajo".

No se sabe exactamente cómo se forman las nubes, pero requieren condiciones inestables atmosféricas y a veces se asocian con las secuelas de las tormentas eléctricas.

La Organización Metereológica Mundial reconoció oficialmente a las nubes asperatus en 2015.

Este es el segundo avistamiento inusual relacionado con el clima esta semana.

El lunes se reportó que los atardeceres y amaneceres sobre Reino Unido han sido inusualmente coloridos últimamente y se debe principalmente a algo que ocurre a miles de kilómetros, del otro lado del Océano Atlántico.

Los usuarios de las redes sociales han estado compartiendo fotografías impactantes del fenómeno al inicio y al final del día, y algunos admiradores incluso han cuestionado si las fotos son reales.

Según ha confirmado la Met Office, sí son reales y tiene que ver con las partículas de polvo de los fuegos forestales en Canadá que han sido acarreadas a través del Océano Atlántico por la corriente de chorro.