Una de las mejores temporadas para ver nubes noctilucentes (NLC abreviadas en inglés, y las más altas en la Tierra): raras y misteriosas nubes.
En junio de 2019 se están observando muchas nubes noctilucentes en Europa y norte de España

En junio de 2019 se están observando muchas nubes noctilucentes en Europa y norte de España
Las NLC (Noctilucent Clouds, NLC) son las nubes más altas de la Tierra. Sembradas por meteoritos, flotan en el borde del espacio a más de 80 km sobre la superficie del planeta. Las nubes son muy frías y están llenas de pequeños cristales de hielo. Cuando los rayos del sol, que se oculta, golpean esos cristales, brillan con un azul eléctrico. Se desarrollan en temperaturas extremadamente frías, a veces por debajo de -134 ° C.

También se les llaman nubes mesosféricas polares porque se producen en la región de la alta atmósfera, mesosfera, en las regiones polares. Son visibles al final del crepúsculo. Normalmente se ven en los meses de verano en latitudes entre los 50° y 70° al norte y sur del ecuador.

La nubes noctilucentes son las más altas y misteriosas de las nubes de la Tierra y se forman alrededor de los 80 km de altura

La nubes noctilucentes son las más altas y misteriosas de las nubes de la Tierra y se forman alrededor de los 80 km de altura.
Sus orígenes sigue siendo un misterio. Algunos estudios revelan que los informes cada vez más frecuentes de nubes noctilucentes (que brillan por la noche) pueden explicarse por cantidades cada vez mayores de vapor de agua producido a partir del metano en la alta atmósfera.

¿Cuándo aparecen?

Las nubes noctilucentes se "encendieron" este año sobre el 25 de mayo de 2019, muy pronto, casi a final de la primavera como todos los años en las zonas Árticas y poco a poco fueron ganando en extensión en dichas regiones polares, especialmente en junio.

Son tan importantes y misteriosas que la nave espacial AIM de la NASA está dedicada, entre otras labores, a detectar y monitorear a estas nubes muy altas.

Las nubes azules eléctricas del humo de meteoritos helados se arremolinan alrededor del Círculo Polar Ártico, ocasionalmente bajan a latitudes bajas donde rara vez se han visto antes.

Las nubes noctilucentes son un fenómeno meteorológico descubiertas recientemente y no fueron vistas antes de 1885. Las nubes noctilucentes aparecieron por primera vez en el siglo XIX después de la erupción del súper volcán Krakatoa. En ese momento, la gente pensaba que las nubes fueron causadas por la erupción, pero mucho después de que las cenizas del Krakatoa se asentaran, las nubes se mantuvieron.

Las nubes noctilucentes sólo se forman bajo condiciones muy precisas; su presencia puede ser una pista de los cambios que ocurren en las capas altas de la atmósfera. Desde su descubrimiento, la aparición de nubes noctilucentes ha estado aumentando en frecuencia, brillo y extensión. Se teoriza que su incremento está relacionado con el cambio climático.

Desde junio de 2019 está habiendo avistamientos generalizados en Europa: Alemania, Bélgica, Reino Unido, Francia, etc., y también en España peninsular. A mediados de junio de 2019 se han visto en zonas como Cantabria, Navarra, Galicia, etc., donde los cielos han estado despejados de nubes "normales troposféricas" y se han podido observarlas.

Nubes noctilucentes fueron observadas desde Calar Alto (Almería) en junio de 2012 y marcó una nueva plusmarca para la latitud más baja desde la que se han observado nubes noctilucentes.

Récord actual de baja latitud

Actualmente, a fecha de junio de 2019, se han visto nubes noctilucentes a más bajas latitudes con un récord de avistamiento a 34.1 º N. Fue el viernes 14 de junio de 2019 por la mañana desde la ciudad de Joshua Tree a casi la misma latitud que Los Angeles CA, USA.

¿Qué está pasando?

Estudios anteriores han demostrado que las nubes noctilucentes a veces se intensifican durante el mínimo solar. Las condiciones de mínimos solares están vigentes ahora, ya que el sol ha estado sin manchas durante 27 días consecutivos, una situación que puede favorecer el glaseado del humo de meteoritos sobre la Tierra. Hay otras posibles explicaciones que son objeto de investigación (actividad volcánica, aumento de caída de meteoritos, más metano en la alta atmósfera, etc.)

¿Cómo observarlas?

Mire hacia el oeste 30 a 60 minutos después de la puesta del sol cuando el sol se haya puesto por debajo del horizonte. Si ve nubes luminosas de color blanco azulado que se extienden por el cielo, es posible que haya descubierto una nube noctilucente.
nubes noctilucentes
Y también en la España peninsular

Mostramos algunos tuits donde aparecen imágenes de dichas nubes en nuestras latitudes.