Traducido por SOTT.net en español

Por lo general, el 1 de agosto es el comienzo del fin de las nubes noctilucentes en el hemisferio norte. Las condiciones climáticas en la parte superior de la atmósfera de la Tierra en agosto, hacen más difícil que los vapores de agua del verano se cristalicen alrededor de manchas de humo de meteorito. Sin embargo, a partir de agosto de 2018, las nubes noctilucentes siguen creciendo con fuerza. Esta misma mañana, Vesa Vauhkonen fotografió una brillante exhibición sobre Rautalampi, Finlandia:
NLCs over Rautalampi, Finland
© Vesa Vauhkonen
Nubes noctilucentes sobre Rautalampi, Finlandia
"Las nubes nocturnas sobre el lago de Konnevesi eran muy hermosas, las mejores que he visto en muchos años", dice Vauhkonen.
Una exhibición similar apareció sobre las montañas Talkeetna de Alaska. "Eran las mejores nubes noctilucentes que he visto, extremadamente brillantes", dice el testigo Tempy Larew.
NLCs over the Talkeetna Mountains of Alaska
© Tempy Larew
Nubes noctiucentes sobre las montañas Talkeetna de Alaska.
¿Qué está pasando? Estudios previos han demostrado que las nubes noctilucentes a veces se intensifican durante el mínimo solar. La idea es que los rayos ultravioleta extremos del sol se atenúen durante el mínimo solar, reduciendo una forma de radiación que puede dividir las moléculas de agua. Más agua en la mesosfera significa más nubes noctilucentes.

Las condiciones mínimas de energía solar están en efecto ahora ya que el sol ha estado sin manchas durante 34 de los últimos 36 días. Tal vez las nubes noctilucentes están prosperando como resultado de esto.