Desde Pekín le recuerdan a la exsecretaria de Estado de EE.UU. que su toma de postura por los manifestantes en los países árabes llevaron a la muerte de miles de personas y a una crisis regional.
lybia
© Esam Omran Al-Fetori / Reuters
La gente cerca de unos edificios destruidos por la guerra en la ciudad de Bengasi, Libia, el 21 de febrero de 2019
El medio chino People's Daily ha afeado a Hillary Clinton haber expresado su apoyo a los participantes en las masivas manifestaciones antigubernamentales que sacuden estos días Hong Kong. Desde Pekín le recuerdan a la excandidata demócrata a la presidencia de EE.UU. haber respaldado en el pasado protestas en países como Siria y Irak, las cuales llevaron a la muerte a miles de personas y causaron una auténtica crisis local y regional.

Este jueves, el diario chino publicó en Twitter un video en el que se recogen grabaciones de la carrera política de Clinton en las que la exsecretaria de Estado de EE.UU. aparece mostrando el apoyo de Washington a los manifestantes en los países árabes citados.


"Hillary Clinton dio apoyo a los manifestantes en Hong Kong. Vamos a ver qué pasó cuando 'apoyaba' a Siria, Libia, Yemen, Irak", reza el tuit. Antes de que empezaran a mostrarse los fragmentos de sus declaraciones se puede leer: "Cómo la democracia y libertad estadounidense dañaron la paz mundial".

Después de la compilación de discursos de Clinton el medio recuerda que actualmente Washington trata de "intervenir en los asuntos de Hong Kong". Al mismo tiempo, se muestran imágenes de los manifestantes con banderas estadounidenses.

El post del periódico chino aparece días después de que la propia Clinton publicara un tuit en el que pedía que "todos nos solidaricemos con la gente de Hong Kong" que "habla a favor de democracia, libertad de represión".

El 14 de agosto, un portavoz de la Oficina del Comisionado en Hong Kong del Ministerio de Asuntos Exteriores de China criticó duramente a los congresistas estadounidenses Nancy Pelosi y Marco Rubio por respaldar las protestas que se suceden en la ciudad autónoma china desde principios de junio. Reaccionaba a unas declaraciones de los legisladores norteamericanos en las que pedían al presidente Trump tomar medidas drásticas contra del Gobierno chino por su represión sobre los "manifestantes prodemocráticos" hongkoneses.

El vocero expresó su "condena enérgica" de las palabras de los congresistas estadounidenses y calificó de "criminales" y "antichinos" los ataques de manifestantes contra los policías, prometiendo que quienes hubieran violado la ley "pagarán un doloroso precio".

Previamente, el Ministerio de Exteriores de China había acusado a EE.UU. de interferir en asuntos ajenos, y le instabaa no "meter la nariz" en las cuestiones relacionadas con Hong Kong.