(España) - La materia se impartirá de una manera transversal hasta cuarto de ESO. La iniciativa deberá aplicarse por igual en escuelas públicas y en concertadas.
Abuso de Inocentes: La escuela catalana impartirá educación sexual a los niños desde los 3 años
© ALBERT BERTRAN
Alumnos de P3 en una escuela pública, en el curso 2015-2016.
Las estadísticas sacaban hace poco los colores a los responsables educativos: el 47,8% de los adolescentes españoles han aprendido sobre sexo a través de internet, decía un estudio de la Fundación Española de Contracepción, y un preocupante 24% de los jóvenes de 16 años confesaba mantener relaciones sexuales sin protección porque, en su opinión, los riesgos -de embarazo o de contagio de enfermedades- son bajos. La educación sexual sigue siendo, ante la elocuencia de estos datos, la asignatura pendiente del sistema educativo en España.

De ahí que el anuncio hecho ayer por el 'conseller' de Educación de la Generalitat, Josep Bargalló, de que "en tres años todos los centros catalanes tendrán integrada la educación afectivo-sexual" sea una buena noticia. Catalunya se convertirá, además, en un pionera, al introducir la materia desde infantil. En la actualidad, solo tres autonomías trabajan esta materia con sus alumnos de una manera reglada -Comunitat Valenciana, Aragón y Navarra-, pero lo hacen únicamente en secundaria.

Bargalló precisó, en una comparecencia en el Parlament, que la educación afectivo-sexual es una de las novedades de este curso y se llevará a cabo desde P3 -es decir desde los 3 años- hasta cuarto de ESO -cuando los alumnos tienen ya 15 años-. La materia impregnará de manera transversal vaias asignaturas y será de obligado cumplimiento en todos los centros educativos financiados con fondos de la Generalitat, lo que incluye a públicos y a concertados.

A partir de enero

A partir de enero, los docentes dispondrán en la web de Educació (www.xtec.cat) de materiales que siguen las recomendaciones de la Unesco y que se trabajarán transversalmente en cada etapa escolar. Se trata de abordar no solo aspectos sanitarios, como ocurre ahora, sino de profundizar en cuestiones relativas a la diversidad de género y la afectividad. Bargalló concretó que los ocho puntos que propone la Unesco tendrán que estar integrados en el proyecto educativo y en las programaciones de los centros. También precisó que algunos comenzarán a hacerlo este año y que mañana mismo se impartirá la primera sesión de formación a docentes.

"Las instrucciones de inicio de curso y las oposiciones de profesorado ya incorporan la obligación de tener perspectiva de género en todas las programaciones", avanzó Bargalló, que aseguró que no se trata de un mero plan piloto, sino una decisión firme.

Mejorar la oralidad

Otras novedades del curso anunciadas por el 'conseller' pasan por el nuevo programa 'Tenim la paraula' para mejorar la expresión oral de los alumnos, y que ha empezado con la prueba piloto en las pruebas de cuarto de Secundaria con una muestra de 50 centros.

Asimismo, el departamento también prepara novedades en torno al Máster Universitario de Formación del Profesorado, ya que una comisión analiza unos 60 centros que acabarán siendo centros formadores y acogiendo las prácticas de los futuros profesores.