Los manifestantes critican un artículo introducido por los diputados que, según ellos, facilita la impunidad.
Panama Protests
© Mauricio Venezuela / AFP
Estudiante arrestados durante las protestas en Ciudad de Panamá. 31 de octubre de 2019.
Un centenar de personas fueron detenidas en la Ciudad de Panamá en una semana de protestas contra un proyecto de reforma constitucional, aprobado a principios de esta semana por la Asamblea Nacional.

"Las personas que fueron capturadas en el día de ayer [jueves] fueron puestas a órdenes de las autoridades competentes. La Policía Nacional está facultada para actuar de acuerdo a lo establecido en las leyes", apuntó durante una entrevista este viernes el director general de la Policía, Jorge Miranda Molina.

Las protestas del jueves ocurrieron a última hora de la tarde cuando los manifestantes lanzaron fuegos artificiales contra los policías, y los agentes respondieron con gas pimienta. También en la Universidad de Panamá tuvieron lugar altercados entre estudiantes y las fuerzas del orden.


"Todas las manifestaciones son permitidas siempre y cuando sean pacíficas", aclaró Rolando Mirones, el ministro de Seguridad Pública.

El paquete de reformas de la Constitución, que data de 1972, fue elaborado por sindicatos, partidos políticos, indígenas, activistas y patronales, y tiene como eje principal la lucha contra la corrupción y el fortalecimiento institucional. En un principio, el 90% del texto fue respetado por los diputados, pero después se introdujo un artículo que, según los manifestantes, entre otras cosas, facilita la impunidad.

"Tengan la plena seguridad que las reformas constitucionales se harán como se deben hacer. Llegamos aquí con una misión y la vamos a cumplir", aseguró el presidente de la República, Laurentino Cortizo.


"Yo soy el presidente de la República, y no voy a permitir que nada, ni nadie, ponga a los panameños a confrontarnos", aseveró Cortizo, quien criticó a los diputados por modificar el texto original.

El presidente añadió que se hará una "revisión profunda" de los artículos aprobados en la Asamblea Nacional, y el próximo 7 de noviembre se presentará un informe que servirá de base durante los debates en enero de 2020, cuando comience la segunda legislatura. Después, el texto deberá pasar por referéndum.