El 9 de diciembre, último día en que ocupaba el cargo de gobernador de Kentucky, el republicano Matt Bevin perdonó al criminal dos décadas de cárcel. Ahora el político enfrenta críticas de expertos en justicia y medicina.
Kentucky, Matt Bevin
© Bryan Woolston / Reuters
El exgobernador de Kentucky, Matt Bevin
El ya exgobernador de Kentucky Matt Bevin indultó a un violador condenado a 23 años de prisión por violación, incesto, sodomía y otros delitos sexuales, porque durante el juicio los especialistas determinaron que la víctima, una niña de 9 años, tenía el himen intacto.

En opinión del político, "no hay pruebas" de que Micah Schoettle, de 41 años, violara a una niña de 9 años en varias ocasiones durante dos años, con frecuencia mientras la hermana estaba presente en el cuarto. Schoettle salió en libertad tras cumplir solo 18 meses de condena.

"El himen de ambas estaba intacto", aseveró Bevin en una entrevista de radio a WHAS emitida el jueves pasado, y añadió: "Puede que esto sea más específico de lo que las personas desearían, pero créanme, si un adulto ha violado sexualmente y en repetidas ocasiones a una niña pequeña, hay repercusiones físicas y médicas".

La respuesta de los expertos

La argumentación de Bevin ha causado indignación y una gran polémica en la sociedad médica y jurídica de EE.UU. El exdirector de la medicatura forense de Kentucky George Nichols declaró que una violación "no se demuestra por la penetración del himen".

"[Bevin] no solo no conoce la ley; en mi humilde opinión, está claro que no sabe de medicina ni de anatomía", cita al experto Courier Journal.

Por su parte, el director médico del Centro de Protección Infantil del Hospital de Niños Benioff UCSF en Oakland (California), James Crawford-Jakubiak, en cometarios a la CNN indicó que "básicamente", lo que Bevin les está diciendo "a los pedófilos y a las personas que abusan sexualmente de niños es: 'Si no causas una lesión, no serás procesado porque la única persona que puede decir lo que sucedió es el niño'".

Bevin indultó al violador el último día que ocupaba el cargo como gobernador de Kentucky, el pasado 9 de diciembre. En las últimas fechas de su mandato indultó a un total de 428 delincuentes, entre ellos dos violadores de niños, y varios asesinos y delincuentes violentos.