Traducido por el equipo de Sott.net en español

"Nunca antes habíamos tenido nieve de esta magnitud", afirma Valgeir Þorvaldsson, director del Centro de Emigración de Islandia en Hofsós, en el norte del país, ubicado en casas de dos pisos que casi desaparecieron bajo una gruesa capa de nieve durante la gran tormenta de la semana pasada.

Work was done yesterday to shovel the roof of the houses,

Ayer se trabajó para quitar la nieve de los tejados de las casas, así como para alejarla de una ventana en el 2º piso para poder entrar en el edificio.
"Al construir estas casas, nunca se nos ocurrió que tendríamos que palear [la nieve] de estos tejados. Creo que hay 9 metros hasta el frontón de la casa más grande, y los techos son muy empinados también", continúa.

Cuando fue contactado por mbl.is el lunes, acababa de terminar de ayudar a 30 caballos a acceder al heno en la nieve profunda.

"Tal vez por eso la gente emigró a América", reflexiona Valgeir.



El lunes, la gente trabajó duro quitando la nieve de los techos de las casas, además de limpiar de nieve las ventanas del segundo piso, para poder arrastrarse a través de ellas y entrar en la oficina.

Hay una inmensa cantidad de nieve más allá de una de las casas que conforman el Centro de Emigración, afirma Valgeir. Si esos enormes bancos de nieve empiezan a moverse, él no cree que la casa permanezca en pie. Por lo tanto, es esencial asegurarse de que no haya nadie dentro, añade.

Valgeir afirma que queda mucho trabajo por hacer para que la gente pueda volver a poner en marcha las cosas después de la tormenta y el consiguiente corte de energía eléctrica, sobre todo para los agricultores.
There is a lot of snow on Hofsós.

Hay mucha nieve en Hofsós.