Las declaraciones del secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, sobre el cambio de poder en Venezuela pueden ser vistas como el reconocimiento de Washington de implementar "campañas para desestabilizar la situación en Estados soberanos", afirmó María Zajárova, la portavoz de Ministerio de Exteriores de Rusia.

María Zajárova
© Nikolai Khizhnyak / Sputnik
La portavoz de la cancillería rusa, María Zajárova.
"Así es el derecho internacional que practica Washington (...) De hecho, dos frases de Mike Pompeo sirven como base para la ley rusa sobre agentes extranjeros, internet soberano, etc. Los embajadores de EEUU trataron en vano de convencer al público de la paz y de la legalidad de las acciones que emprende su país para "exportar la libertad", escribió la portavoz en su página de Facebook.

Según la diplomática, las palabras de Pompeo demostraron una vez más que Estados Unidos "nunca ha abandonado las tácticas de intervención en los asuntos de Estados independientes y la política de cambio de poder".

"Usando el poder blando o mediante la provocación y los golpes de Estado, esto se decide de forma distinta según el caso. Y durante décadas, la 'democracia' y la 'estructura democrática' de los Estados han sido utilizadas por EEUU como un instrumento para generar la situación política interna necesaria para Washington", concluyó Zajárova.

El 20 de enero, el secretario de Estado de EEUU declaró en una entrevista al canal colombiano Caracol TV que su país estaba trabajando con la comunidad internacional en cambiar el poder en Venezuela. Según el político, la estrategia estadounidense es efectiva y no es necesario cambiarla.