Los habitantes de la localidad de Usaquén, norte de Bogotá, se vieron sorprendidos sobre el mediodía del pasado martes por una fuerte granizada que acompañó un aguacero; según algunos residentes, parecían bolas de nieve.
Hailstorm in Bogota

Granizo en Bogotá
Los principales afectados fueron los tejados construidos con cubiertas plásticas, que en algunas viviendas no aguantaron el peso del granizo, lo que originó la caída de estos cubrimientos.


Bomberos de las estaciones de Usaquén, Codito y Suba hacen presencia en algunas viviendas para ayudar retirar algunas tejas que cayeron sobre vehículos.

La granizada causó trancones en vías como la calle 85, hacia a La Calera, la carrera Septima, la carrera 11 y la avenida 19, entre otras.


Algunos antejardines cambiaron su verde tradicional por el blanco del granizo, donde lo niños e inclusive algunos adultos aprovecharon para hacer muñecos por la gran cantidad de granizo en estos lugares.

Algunos semáforos salieron de servicio por agua en algunas redes,lo que afectó la movilidad después del mediodía. Las otras localidades afectadas por las lluvias fueron Usaquén, Chapinero, Suba, Santa Fe, San Cristóbal y La Candelaria, según la Secretaría de Movilidad.

También hay afectaciones en estos sectores: calle 116, carrera 9 entre calles 100 y 134, calle 127, y la carrera 7 dese la calle 100 hasta la 134.