La tecnología será la protagonista en esta Semana Santa 2020, donde la población ha quedado confinada durante semanas por el coronavirus en todo el mundo.

fddsssfsdfdsd
© Getty Images
El papa Francisco, durante el domingo de ramos en la basílica de San Pedro
Domingo de Ramos y la Semana Santa no asoma por las calles. El coronavirus lleva semanas irrumpiendo en las vidas de millones de españoles. La pandemia no deja de crear y de recordar momentos históricos.

Desde 1933, Sevilla no se quedaba sin Semana Santa. La Borriquita saldría en la tarde de Domingo de Ramos. Esta es una de las nueve cofradías que no saldrán por el Covid-19.

La Borriquita es la cofradía que arranca la Semana Santa, una semana llena llena de emociones. Y que este año se vive de manera distinta. A pesar del tiempo, los sevillanos afirman, desde sus balcones, celebrarla aunque sea diferente y virtual desde las redes sociales.

Cánticos desde la ventana o cambiar el pijama por el atuendo correspondiente; la Semana Santa no se abandona. Otros vecinos de la localidad sevillana prefieren lucirse en la calle y aprovechan el momento para sacar al perro vestido de nazareno.

En Bilbao también se celebra y han tocado desde sus ventanas las canciones que se escucharían por las calles. Y tradiciones como las de Elche, donde han puesto en sus balcones la palma de Semana Santa.

El coronavirus ha obligado a millones de personas a cambiar temporalmente su forma de vivir. Pero no ha conseguido cesar las costumbres más antiguas y más importantes.