deforestación
© Desconocido
La devastación no respeta las zonas en donde las mariposas Monarca han formado colonias
Casi 40 por ciento de los recursos forestales de la región Oriente han desaparecido, afirmó el director de la Comisión Forestal de Michoacán (Cofom), Alejandro Méndez López, quien pintó un panorama desolador de la situación que priva en nuestros bosques.

Indicó que muchas hectáreas de pino han sido arrasadas para sembrar maíz o pastizales. Asimismo, el crimen organizado respalda a taladores ilegales, quienes impunemente terminan con amplias zonas arboladas, mientras que sus dueños, grupos indígenas mazahuas y otomíes, vivien en la pobreza.

El titular de la política forestal en el estado puntualizó que, en promedio, de 1991 a la fecha se perdieron 6 mil 600 hectáreas de bosque cada año. Además, calculó en 65 mil las hectáreas erosionadas en 13 municipios de la región.

Méndez López explicó que en municipios como Contepec, Hidalgo y Zinapécuaro se han detectado colonias de miles de mariposas Monarca, afuera de las zonas protegidas, en donde se ubican los santuarios que se abren al público.

Pero, agregó el funcionario estatal, en estas colonias "nuevas" falta control. Estos han sido los territorios más saqueados. El ejemplo es Las Palomas, un predio en donde se establecen Monarcas, que pronto puede desaparecer.

Incendio Arrasa con 300 Hectáreas

En este contexto, más de 300 hectáreas de bosque de pino fueron arrasadas por un incendio en el municipio de Zinapécuaro, en los límites con el bosque en donde se establece una colonia de mariposas Monarca.

Se informó que le siniestro se registró en la tenencia de Jeráhuaro, cerca de los límites de San Isidro Las Palomas. En este lugar, la zona arbolada cada vez es más estrecha, debido a los incendios y la tala ilegal.

El fuego fue combatido por casi 200 brigadistas. Se calcula que en estos momentos las llamas están bajo control. Al parecer, el incendio fue intencional, con el objetivo de vender la madera muerta.

A unos 4 kilómetros del sitio del incendio, que ocurrió en el cerro de San Andrés, se localiza la colonia de mariposas Monarca. Vecinos de la tenencia han sido testigos mudos de cómo sus bosques se acaban poco a poco, en manos de talamontes.

El director de Cofom señala que la zona forestal de la región Oriente enfrenta dos tipos de enemigos. Los depredadores naturales, que son los incendios y las plagas. Por otro lado, la tala ilegal y los cambios de uso de suelo.