Cada vez es un fenómeno más común obtener publicidad en internet misteriosamente relacionada ya no con las búsquedas que se han hecho, sino con conversaciones que se han tenido en voz alta. Todo apunta a que los asistentes de voz y los altavoces inteligentes nos escuchan.
Las sospechas de muchos parecen ser ciertas: los asistentes de voz y los altavoces inteligentes escuchan todas tus conversaciones
© CC BY 2.0 / Shinji / amazon echo
El altavoz inteligente Echo de Amazon
Los usuarios de los asistentes de voz de diferentes dispositivos empiezan a sospechar que estos escuchan sus conversaciones hasta cuando menos lo esperan.

En respuesta a esto, los fabricantes hablan de posibles errores motivados por palabras muy parecidas a las palabras clave que hacen que la escucha se active. Alesia Borovikóva, responsable de prensa del organismo gubernamental ruso de control de calidad Roskáchestvo, dice que sigue sin haber una explicación convincente para esto.

"Todo usuario de smartphones ha tenido la experiencia de mencionar una cuestión específica en una conversación y de recibir, al momento, publicidad contextualizada. Por ahora no hay una explicación razonable de parte de los desarrolladores de por qué esto ocurre tan a menudo", comenta la experta.

Quizá más preocupante aún sea el hecho de que, muchas veces, no solo se usan las conversaciones privadas como base de la que partir para proponer publicidad, sino que se escucha activamente la conversación completa, y eso es espionaje en toda regla. En estos casos, más que el teléfono, son los altavoces inteligentes, que tan de moda están y que tanto empiezan a proliferar en los hogares, los responsables.
"Al utilizar el dispositivo, aceptas por defecto el intercambio con el fabricante de 'grabaciones utilizadas para mejorar el servicio'. Estas muchas veces las escuchan contratistas independientes en otro país, y la confidencialidad no está garantizada", alerta la especialista, citada por el medio Prime.
En este sentido, las precauciones que se pueden tomar son bastante lógicas. Borovikova recomienda apagar el altavoz inteligente cuando no se esté usando y no hablar de asuntos confidenciales cerca de él.