Traducido por el equipo de SOTT.net en español

El agua y el aire son recursos altamente mutables que existen en una miríada de estados físicos y dimensiones, y debido a su afectividad, estas entidades participan en una multitud de interacciones capaces de sostener la vida, transformar los entornos y dar forma al comportamiento humano.
Cahokia
© goodfreephotos.com
Un fragmento de una imagen de la antigua ciudad de Cahokia pintado en una pared de Cahokia Mounds, Illinois.
A medida que el aire y el agua circulan entre la atmósfera y el paisaje a través del proceso de evapotranspiración, los humanos interactúan y forman relaciones - o asociaciones bioculturales - con estas sustancias. Facetas de la vida humana, como la respiración, la cocina, el baño, la agricultura y el contacto con el exterior, se entrelazan con el hidroclima de una región. Las interacciones con el aire y el agua, a su vez, influyen en la forma en que los humanos construyen y modifican sus sociedades.

A medida que el clima cambia, las asociaciones bioculturales se alteran a menudo en el proceso. Los arqueólogos analizan los impactos del cambio climático en la historia de la humanidad y han identificado frecuentemente correlaciones entre el óptimo climático medieval - que abarca desde el siglo IX hasta el siglo XIII - y períodos de cambio social.

Teniendo en cuenta esta correlación, Timothy R. Pauketat, en el artículo "Cuando las lluvias se detuvieron: evapotranspiración y ontología en la Cahokia antigua", publicado en el Journal of Anthropological Research, explora cómo la trayectoria del Óptimo Climático Medieval (MCO por sus siglas en inglés) se alinea con la historia de la Gran Cahokia - una antigua ciudad indígena en el valle del río Mississippi. Analizando el flujo de aire y los niveles de precipitación durante el MCO, Pauketat examina cómo la evapotranspiración dio forma a la vida en el valle del Mississippi y argumenta que jugó un papel crítico en la determinación de la progresión del urbanismo cahokiano. En particular, Pauketat se centra en la popularidad fluctuante de una forma institucionalizada de evapotranspiración, un rito sagrado denominado "Ceremonial del Baño de Vapor" (CBV).

Utilizando un enfoque ontológico que hace hincapié en las relaciones entre entidades humanas y no humanas, Pauketat explica en detalle cómo los extremos climáticos y las fuertes tormentas de la cuenca fluvial se interpretaron como transferencias espirituales de poder desde la atmósfera a la humanidad. El Ceremonial del Baño de Vapor presenta otro ejemplo de transferencia de energía poderosa. En este ritual de transubstanciación, el agua líquida se convertía en vapor, y los asistentes absorbían el vapor y su energía curativa. Mientras que los baños de vapor circulares cahokianos al principio sólo podían encontrarse en unos pocos lugares, las transferencias de paquetes de medicamentos permitieron la difusión de los baños de vapor a regiones rurales más pequeñas.

La aceptación generalizada del ceremonial de los baños de vapor fue uno de los muchos cambios que se produjeron en la Gran Cahokia durante un período de urbanización que Pauketat ha designado como el "Big Bang" de la ciudad. Alrededor del año 1050 d.C., se adoptaron nuevos estilos y elementos arquitectónicos, en particular los asociados con el agua o los ciclos lunares, a medida que la ciudad se planificaba según una cuadrícula alrededor del recinto y a medida que las aldeas más antiguas se reemplazaban por montículos, plazas, arreglos de ciprés, edificios religiosos y fosas para la construcción. Se ampliaron los santuarios, y se construyeron calzadas para establecer caminos hacia los montículos con baños de vapor.

Mientras que la Gran Cahokia estaba acostumbrada a cantidades sustanciales de lluvia, los modelos PDSI (índice de severidad de sequía de Palmer) revelan un cambio hidroclimático a lo largo del siglo XII, que dio como resultado una menor precipitación y condiciones progresivamente más secas. Pauketat sugiere que la reducción de las precipitaciones sirvió de catalizador de cambios drásticos, como la migración de los agricultores, la construcción de barreras defensivas, el ocultamiento de los suministros de alimentos y el declive del Ceremonial de los Baños de Vapor.