La propuesta llega directamente de Reyes Maroto, ministra del Turismo que afirma ser una medida necesaria para salvar el turismo.
Partidocracia,vender,playas,españolas,países

Reyes Maroto
El sol y el mar son los elementos característicos de España que desde siempre ha sido elegida por los viajeros como el destino turístico favorito en verano, la mejor época para poder disfrutar de unos días en sus maravillosas playas. Sin embargo, la crisis causada por el Covid-19 está poniendo de rodillas el turismo y lo confirma la Encuesta de Gasto Turístico que publica mensualmente el Instituto Nacional de Estadística (INE): España perdió 72.000 millones de euros en ingresos procedentes de viajeros extranjeros a lo largo del año 2020, un desplome del 79%. Por esta razón, el gobierno está pensando vender las playas a otros países.

«Hay muchos países sin playa que pagarían mucho dinero por las nuestras», ha señalado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. El ejecutivo, entonces, cree que será una medida necesaria para poder salvar el turismo en España y sostener los gastos.

Se trataría de una medida extrema pero necesaria en el caso en el que el plan para relanzar el turismo no funcione como debería. El gobierno ya ha destinado 4.252 millones de euros para sacar a flote al turismo a través de un paquete de medidas divididas en 5 secciones: medidas higiénico-sanitarias que ofrezcan confianza al viajero, campañas de promoción de España como destino seguro (marketing y promoción), medidas de apoyo empresarial, iniciativas de mejora de la competitividad del sector, y la creación de un observatorio de inteligencia turística.