Los polos y el ecuador de Saturno brillan con cambios y se intensifican los huracanes espaciales y los relámpagos del Ártico.
Space hurricane
© PA/SCIENCE20
Los científicos afirman haber confirmado la existencia de huracanes espaciales tras analizar una masa de plasma que se arremolina a lo largo de 1.000 kilómetros y que ha sido detectada a cientos de kilómetros por encima del Polo Norte.
Los raros tornados EF4 en Georgia, las cimas de las tormentas eléctricas con un frío récord y el combustible de los aviones que se congela en los motores a una altura de 25.000 pies apuntan a una atmósfera cambiante provocada por una disminución de la actividad solar.


Fuentes