Esta lenta bola de fuego sobrevoló el mar Mediterráneo en la noche del 14 de mayo, a las 2:25 hora local peninsular española. Se han recibido reportes de varias personas que pudieron verlo desde diferentes lugares de Andalucía.
Meteor fireball over Med
© YouTube/Meteors
Captura de pantalla
El evento ha sido analizado por el investigador responsable del proyecto SMART, el astrofísico José María Madiedo del Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC).


Este análisis ha permitido determinar que la roca que originó este fenómeno entró en la atmósfera a unos 68 mil km/h y procedía de un asteroide. El choque con la atmósfera a esta enorme velocidad hizo que la roca se volviese incandescente, generándose así una bola de fuego que se inició a una altitud de unos 89 km sobre el Mediterráneo, a unos 13 km de distancia de la costa española. Desde ese punto inicial la bola de fuego avanzó en dirección sureste. Finalmente se extinguió a una altitud de 29 kilómetros sobre el mar, a unos 34 km de distancia de la costa de Marruecos. Debido a su alta luminosidad, el fenómeno pudo verse desde más de 500 km de distancia, lo que incluye toda la zona centro y sur de España.

Esta bola de fuego ha sido registrada por los detectores del proyecto SMART desde los observatorios astronómicos de La Hita (Toledo), Calar Alto (Almería), Sierra Nevada (Granada) y Sevilla. Estos detectores operan en el marco de la Red de Bólidos y Meteoros del Suroeste de Europa (SWEMN), que tiene como objetivo monitorizar continuamente el cielo con el fin de registrar y estudiar el impacto contra la atmósfera terrestre de rocas procedentes de distintos objetos del Sistema Solar.