tucker carlson monitored
© Fox News
Tucker Carlson ha intentado conseguir una entrevista con Vladimir Putin para su programa.
Traducido por el equipo de SOTT.net en español.

El presentador de Fox News, Tucker Carlson, afirmó el miércoles que su identidad fue "desenmascarada" y filtrada ilegalmente a los medios de comunicación como represalia por sus intentos de sentarse con el presidente ruso Vladimir Putin.

El 28 de junio, Carlson acusó a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de vigilar sus correos electrónicos con el fin de encontrar material perjudicial que obligara a la Fox a retirar su programa de mayor audiencia, "Tucker Carlson Tonight", del aire. Esa afirmación provocó un raro desmentido público de la agencia, que declaró que Carlson "nunca ha sido un objetivo de inteligencia".

En el programa del miércoles, Carlson dijo que se había enterado el día anterior de que "fuentes de la llamada comunidad de inteligencia dijeron al menos a un reportero en Washington lo que había en esos correos electrónicos, mis correos electrónicos".

Carlson did not identify a reporter or outlet, but Axios' Jonathan Swan reported earlier Wednesday that the host had reached out to "US-based Kremlin intermediaries" about a potential Putin interview in recent weeks. The story by Swan — an occasional guest on Fox News programs like "Special Report" — cited "sources familiar with the conversations."

Carlson no identificó a ningún reportero ni a ningún medio, pero Jonathan Swan, de Axios, informó a primera hora del miércoles de que el presentador se había puesto en contacto con "intermediarios del Kremlin con sede en Estados Unidos" sobre una posible entrevista con Putin en las últimas semanas. La historia de Swan -un invitado ocasional en programas de Fox News como "Special Report"- citaba "fuentes familiarizadas con las conversaciones".

Carlson confirmó la historia de Axios, relatando: "A finales de esta primavera, me puse en contacto con un par de personas que pensé que podrían ayudarnos a conseguir una entrevista con el presidente ruso Vladimir Putin. No le dije a nadie que estaba haciendo esto, aparte de mi productor ejecutivo, Justin Wells".

"No me avergonzaba tratar de entrevistar a Putin", continuó Carlson. "Es obvio que tiene interés periodístico. Soy un ciudadano estadounidense, puedo entrevistar a quien quiera, y pienso hacerlo. Pero aún así, en este caso, decidí mantenerlo en secreto. Me imaginé que cualquier tipo de publicidad pondría nerviosos a los rusos y haría que la entrevista fuera menos probable. Pero el gobierno de Biden se enteró de todos modos leyendo mis correos electrónicos".

Carlson continuó afirmando que un "informante" le había dicho que la NSA planeaba filtrar sus correos electrónicos a los medios de comunicación en un esfuerzo por "pintarme como un estadounidense desleal, un operativo ruso (me han llamado así antes), un títere del Kremlin, un traidor que hace la oferta de un adversario extranjero."

"Ese era el punto que querían hacer", añadió Carlson. "Por eso planeaban filtrar el contenido de mis correos electrónicos a las organizaciones de noticias y ayer, como se ha señalado, nos enteramos de que realmente lo hicieron".

"Desenmascarar" se refiere a la práctica de la comunidad de inteligencia de revelar los nombres de los ciudadanos estadounidenses que se corresponden con ciudadanos extranjeros bajo vigilancia. El desenmascaramiento de un nombre puede ser solicitado por funcionarios con la debida autorización de seguridad, siempre que tengan una buena razón. Si se aprueba la solicitud de desenmascaramiento, el nombre del ciudadano estadounidense en cuestión se comparte con la persona que lo solicitó.

El término entró en el lenguaje nacional después de que se revelara el año pasado que altos funcionarios de la administración Obama, incluido el entonces vicepresidente Joe Biden, trataron de "desenmascarar" la identidad del entonces asesor de seguridad nacional designado Michael Flynn durante la investigación sobre Rusia. Flynn dimitió en febrero de 2017 después de que The Washington Post informara sobre sus conversaciones con el entonces embajador ruso en Estados Unidos, Sergey Kislyak.

Filtrar nombres "desenmascarados" a los medios de comunicación o hacerlos públicos de otra manera es ilegal, y esto es lo que Carlson alegó que ocurrió.

"Por ley, debería haber sido identificada internamente simplemente como periodista de EE.UU., o periodista estadounidense. Esa es la ley", afirmó Carlson. "Pero no fue así como se me identificó, se me identificó por mi nombre. Me desenmascararon. La gente del edificio se enteró de quién era yo, y entonces mi nombre y el contenido de mis correos electrónicos salieron de ese edificio de la NSA y acabaron en una organización de noticias en Washington. Eso es ilegal. De hecho, es precisamente lo que esta ley fue diseñada para evitar en primer lugar ... No podemos tener agencias de inteligencia utilizadas como instrumentos de control político".

Carlson concluyó pidiendo al director de la NSA, el general Paul Nakasone, y a la directora de la Inteligencia Nacional, Avril Haines, que "expliquen quién pidió" que su nombre fuera desenmascarado, y que "lo hagan inmediatamente".

"No se puede tener una democracia en un lugar donde las agencias de espionaje que no rinden cuentas mantienen a la gente a raya filtrando el contenido de sus correos electrónicos, desacreditándolos con sus propios correos electrónicos, que pensaban que eran privados", dijo. "No se puede. No funciona si se permite eso".

Un portavoz de Fox News dijo a Axios que la cadena "apoya a cualquiera de nuestros presentadores que persigue entrevistas e historias libres de interferencias del gobierno." Carlson dijo al mismo medio: "Como he dicho en repetidas ocasiones, porque es cierto, la NSA leyó mis correos electrónicos y luego filtró su contenido. Eso es un escándalo, además de ilegal".

La cadena declinó hacer más comentarios cuando el Post se puso en contacto con ella a última hora del miércoles.