Traducido por el equipo de Sott.net

Las imágenes ponen los pelos de punta: Un rayo cae sobre un avión que atraviesa una tormenta. A bordo reina el pánico entre las 175 personas a bordo que comienzan a gritar atemorizadas cuando el avión comenzó a descender en caída libre.
planes

Los pasajeros se aferraron a sus asientos y a las mesas de las bandejas para estabilizarse mientras el avión caía a cientos de metros en un aire turbulento
La escena se ha vivido en pleno vuelo de una aeronave rusa que recibió el impacto de varios rayos. El avión un Boeing 737-900 de la compañía Azur Air se acercaba al balneario de Sochi, en el Mar Negro, en el suroeste de Rusia cuando se metió en un violenta tormenta eléctrica.

El piloto que había despegado de Ekanterinberg tuvo que cancelar su plan de vuelo y realizar un aterrizaje de emergencia en Krasnodar, a unas 180 millas al norte de Sochi. Pese a los momentos de auténtico terror todo quedó en un susto.

Los pasajeros comenzaron a despedirse en redes sociales

Por la cabina rodaban los carritos de los asistentes de vuelo, las botellas y los objetos pequeños, mientras los pasajeros gritaban y la luz de los relámpagos enceguecían.

Gente que se persignaba, otros se despedían de sus seres queridos, lloraban mientras el avión parecía a merced de la tormenta eléctrica. Muchos creyeron que el rayo había impactado a uno de los motores, pero los pilotos consiguieron controlar la situación.