La Cámara de Representantes de Estados Unidos pidió la creación de una oficina permanente dentro del Ministerio de Defensa que investigue, analice y comparta públicamente la actividad extraterrestre y reporte sus hallazgos anualmente al Congreso.
UFO OVNI
© Youtube/Sky News
Imagen de uno de los videos sobre ovnis desclasificados por el Pentágono. 28 de abril 2020.
La propuesta, realizada por el legislador Rubén Gallego, un demócrata de Arizona y veterano de guerra del Cuerpo de Marines, fue incluida en el presupuesto de Defensa Nacional del 2022 y solicita el establecimiento en no más de 180 días desde la firma de la ley, de una oficina dentro del ministerio de defensa para llevar a cabo las tareas que actualmente cumple el Grupo de trabajo sobre fenómenos aéreos no identificados (UAP por sus siglas en inglés).

Dicha oficina tendrá las siguientes tareas:

1. Desarrollar un procedimiento para estandarizar y sincronizar la documentación, reporte y análisis de todos aquellos fenómenos aéreos no identificados.

2. Crear una base de datos centralizada para que todas las diferentes dependencias militares puedan reportar de actividad extraterrestre en un mismo repositorio.

3. Realizar una evaluación del riesgo que presentan estos fenómenos al gobierno de los Estados Unidos.

4. Si es necesario, la oficina deberá coordinar con otras agencias federales.

5. Compartir la información con los aliados de Estados Unidos para poder hacer un mejor análisis de estos fenómenos.

6. Examinar si existe alguna relación entre las actividades aéreas no identificadas y gobiernos de otros países, este ítem se refiere a la posibilidad de que los fenómenos observados sean 'tecnología' militar secreta de algún gobierno adversario a los Estados Unidos.

La propuesta también requiere que la oficina entregue un informe al Congreso una vez al año durante los próximos cinco años e incluso solicita "una actualización de cualquier esfuerzo en curso sobre la capacidad de capturar o explotar fenómenos aéreos no identificados descubiertos".

La Cámara aprobó con amplia mayoría el presupuesto del Departamento de Defensa que incluye la creación de la oficina para investigar los UAP. No obstante, el senado no adoptó esta propuesta.

En cambio, los senadores propusieron aumentar el presupuesto para continuar investigando la vida extraterrestre pero de manera confidencial, es decir que la documentación y posteriores informes no sean de conocimiento público.

Ahora que el proyecto de ley fue aprobado por la Cámara el pasado 23 de septiembre, se espera que el senado lo revise y vote en consecuencia.

La propuesta de la Cámara llega poco tiempo después de que el Pentágono hiciera público imágenes tomadas por miembros de la fuerza aérea estadounidense en las que se observan objetos voladores cuyo comportamiento no puede ser explicado con la tecnología que conocen los seres humanos actualmente.

La desclasificación de tales imágenes se hizo a pedido del expresidente Donald Trump que incluyó la solicitud en una de las leyes de emergencia durante la pandemia.

John Ratcliffe que dirigía la Oficina del Director de Inteligencia Nacional en ese momento, dijo que las imágenes que vio la gente son apenas la punta de un iceberg.
"Francamente, hay muchos más avistamientos de los que se han hecho públicos", dijo el exlegislador.
"Algunos de ellos han sido desclasificados. Y cuando hablamos de avistamientos, estamos hablando de objetos que han sido vistos por pilotos de la marina o de la fuerza aérea, o que han sido captados por imágenes de satélite, que francamente realizan acciones que son difíciles de explicar, movimientos que son difíciles de replicar, para los que no tenemos la tecnología. O que viajen a velocidades que superan la barrera del sonido sin que se produzca un estampido sónico".

Los avistamientos de fenómenos extraterrestres han ganado terreno en la sociedad principal y dejó de ser un tabú.

Recientemente, la popular cantante Demi Lovato declaró haber tenido un encuentro con vidas extraterrestres en el Parque Joshua Tree ubicado en el desierto de California.

Luego de su experiencia sobrenatural, Lovato comenzó a visitar diferentes lugares en los Estados Unidos considerados 'portales' para documentar sus encuentros con los extraterrestres y lanzó un programa de TV.