El multimillonario Bill Gates tiene claro que el próximo reto a superar por la población es el cambio climático.
Bill Gates

Bill Gates
Así, no solo está invirtiendo por conseguir nuevas fuentes de energía que no emitan gases invernadero, sino que está realizando una labor divulgativa para concienciar sobre ello. En este compromiso, ha publicado un extracto de Cómo evitar un desastre climático, su último libro en Gates Notes, su blog.

Qué hacer como ciudadano para luchar contra el cambio climático

1. Exigir acción política a los mandatarios. El multimillonario explica que hay que hacer llamadas, escribir cartas, asistir a los ayuntamientos... lo que se considere oportuna para ayudar a los líderes a comprender es que es tan importante para ellos pensar en el problema a largo plazo del cambio climático como lo es para ellos pensar en trabajos, educación o atención médica.

2. Postularse para un cargo. Otra opción, según Gates, es directamente encaminarse hacia la política para luchar contra el cambio climático directamente.

3. No buscar los productos más baratos. El filántropo explica que los consumidores también pueden enviar una señal al mercado. "Cuando paga más por un automóvil eléctrico, una bomba de calor o una hamburguesa de origen vegetal, está diciendo: 'Hay un mercado para estas cosas. Lo compraremos'", explica en su blog.

3. Inscríbase en un programa de precios ecológicos con su compañía eléctrica. Algunas empresas de servicios públicos permiten que los hogares y las empresas paguen más por la energía de fuentes limpias.

4. Reduzca las emisiones de su hogar. Gates explica que es interesante reemplazar sus bombillas incandescentes con LED, instalar un termostato inteligente, aislar sus ventanas, comprar electrodomésticos eficientes o reemplazar su sistema de calefacción y aire acondicionado con una bomba de calor (mientras viva en un clima donde puedan operar). Si alquila su casa, puede hacer los cambios que estén bajo su control, como reemplazar bombillas, y alentar al propietario a que haga el resto. Si está construyendo una casa nueva o renovando una antigua, puede optar por acero reciclado y hacer que la casa sea más eficiente mediante el uso de paneles aislantes estructurales, encofrados de hormigón aislante, barreras radiantes para áticos o techos, aislamiento reflectante y aislamiento de cimientos.

5. Compra un vehículo eléctrico. Aunque pueden no ser adecuados para todos (no son excelentes para muchos viajes por carretera de larga distancia y el sistema de carga puede ser un inconveniente), se están volviendo más asequibles para muchos consumidores. "Este es uno de los lugares donde el comportamiento del consumidor puede tener un gran impacto: si la gente compra muchos, las empresas producirán muchos", sentencia el cofundador de Microsoft.

6. Prueba una hamburguesa a base de plantas. Comprar estos productos, explica el multimillonario, envía un mensaje claro de que fabricarlos es una inversión inteligente. Además, comer un sustituto de la carne (o simplemente no comer carne) solo una o dos veces por semana reducirá emisiones. Lo mismo ocurre con los productos lácteos.