Traducido por el equipo de Sott.net

Al norte de Mackay, en Queensland, han caído piedras gigantes de granizo que han dañado vehículos y estructuras.
Yalboroo local Gerard Collins found this massive hailstone after the storm on Tuesday.
© Gerard Collins
Gerard Collins, vecino de Yalboroo, encontró esta enorme piedra de granizo tras la tormenta del martes.
La tormenta de granizo afectó a las zonas de Bloomsbury y Yalboroo el martes por la tarde, y los lugareños informaron de la caída de piedras del tamaño de una pelota de cricket o más grandes.

"Es un hielo muy grande el que está cayendo... Voy a tener algunas abolladuras en el coche después de esto", dijo un hombre en un video que tomó después de ser atrapado en la tormenta en Yalboroo.


El Servicio Estatal de Emergencias ha respondido a al menos una llamada de asistencia en Yalboroo.

El incidente formó parte de una serie de fenómenos meteorológicos severos que afectaron a Queensland el martes.


"Tenemos tormentas que se extienden desde Townsville hasta Hervey Bay", dijo Shane Kennedy, de la Oficina de Meteorología, a 7NEWS.com.au.

El martes se emitió una advertencia por tormentas eléctricas que traen granizo y vientos dañinos a la costa central de Queensland, así como otra línea de tormentas con ráfagas de viento potencialmente dañinas que se dirigen a Townsville.


Kennedy dijo que era parte del mismo sistema que trajo el tiempo salvaje a partes del sur del estado el lunes.

"Es la misma masa de aire inestable. Tenemos una vaguada un poco débil sobre el centro y el este de Queensland", dijo.

"Mañana, tenemos una zona de tormentas que se extiende desde Proserpine hasta la frontera con Nueva Gales del Sur, por lo que podríamos ver un retorno (de tormentas) a la costa sureste de nuevo".