Tras la muerte de su marido, Mette Kvam vive sola en una casa de montaña en Aurland, Noruega.
Ciervo amigo anciana
© Caters Clips/Captura de pantalla Youtube
El ciervo visita la casa de la anciana todos los días. 25 de abril de 2017.
Estaba sola todos los días de su vida. Pero un día ocurrió algo extraordinario cuando Mette empezó a notar que un ciervo en particular visitaba su casa a diario.

"Flippen", un ciervo salvaje, aparece en su puerta dos veces al día en busca de comida, según informa Inside Edition.

El vínculo comenzó en 2014, cuando Kvam observó al ciervo en su patio y le ofreció una galleta. En lugar de asustarse, el ciervo aceptó con vacilación el bocado.

Flippen ha sido un visitante diario durante los últimos tres años. Deja que Kvam le toque un poco la cabeza a cambio de las golosinas.

Como informó Animal Channel, un día, Britt Haugsevje Vangen estaba caminando por las montañas, y se dio cuenta de la conexión entre los dos. Rápidamente cogió su cámara y empezó a capturar su singular relación.

"Dice que son muy afortunados por tenerse el uno al otro", dijo Vangen a Caters News. "Mette no tiene hijos y desde que falleció su marido no tiene ninguno; ahora sólo tiene a Flippen en su vida".

Kvam ya no se siente sola ahora que tiene una amiga encantadora. Así que sus días de sentirse sola han terminado. Incluso a veces se le ve durmiendo fuera de su casa.


"Parece que son los mejores amigos", añade Vangen. "Los cazadores de la zona han decidido no dispararle debido a su amistad".