Traducido por el equipo de Sott.net

Un ternero mutante con dos cabezas y un cuerpo parecido al de un cerdo ha desconcertado a un granjero en Rusia.
A two-headed calf with a pig's body was born in
© Ninel Karacakova/Newsflash
Nace un ternero bicéfalo con cuerpo de cerdo en Jakasia, Rusia
El extraño animal, que se parecía más a dos cerdos que a una vaca recién nacida, no sobrevivió a su nacimiento, en el que lamentablemente también murió la madre.

Los veterinarios estudiaron a la cría en el pueblo de Matkechik, en Jakasia, a principios de este mes, después de que un granjero denunciara la extraña anomalía.

Una foto tomada al animal sin vida muestra su cuerpo rosado sin pelo tendido en el suelo con las patas traseras extendidas.

Al observar las dos cabezas, los ojos aparecen cosidos y no una, sino dos lenguas cuelgan a ambos lados de las pezuñas delanteras.

Los habitantes de la zona han declarado en las redes sociales que la cría mutante no sobrevivió al parto y que la madre murió pocos días después.

El Departamento de Medicina Veterinaria del Ministerio de Agricultura y Alimentación de la República de Jakasia declaró el 25 de octubre: "Este caso tuvo lugar en el pueblo de Matkechik, en el distrito de Beysky, en una de las granjas privadas.

"Según el propietario, el ternero nació muerto y era la primera cría de la vaca.

"La principal razón por la que los animales nacen con anomalías genéticas (mutaciones) es un cambio en el genoma. Las razones de las mutaciones en los animales son causadas por su entorno externo e interno.

"Las mutaciones son cambios heredados en el genoma, que surgen como resultado de ciertas influencias mutagénicas, así como en condiciones artificiales (experimentales). Además, las mutaciones pueden producirse durante los cruces".

El Departamento de Medicina Veterinaria añadió que se están introduciendo medidas para que los funcionarios lleven a cabo las prácticas de inseminación artificial en las granjas privadas, en lugar de permitir que lo hagan los propietarios de las mismas.

El año pasado, en China, un ternero bicéfalo pudo beber con ambas bocas de la ubre de su madre.

La tía Zhang, del condado de Dejiang, en la provincia de Guizhou, dijo que, tras un difícil parto de siete horas, se quedó atónita al ver al animal mutante.