Traducido por el equipo de Sott.net

Bear Valley - Un toro mutilado apareció misteriosamente muerto en un rancho de Bear Valley el mes pasado con partes del cuerpo extraídas.
Mutilated Cow
© Blue Mountain Eagle
Una vaca mutilada en un rancho del condado de Deschutes en 2020. Un caso similar ocurrió en Bear Valley el mes pasado
Según un informe de incidentes del 28 de febrero de la Policía Estatal de Oregón, un ganadero llamó a un agente de protección de la naturaleza para informar de que habían matado y mutilado a un toro en su rancho, quitándole precisamente los testículos, el escroto, la lengua y los labios.

El sargento Erich Timko, de la División de Vida Silvestre de la Policía Estatal de Oregón, dijo que las lesiones del toro coincidían con el patrón observado en casos similares de mutilación de ganado.

"Es simplemente desconcertante, dijo Timko. "La mejor palabra para describirlo es 'extraño' ".

Mat Carter, un ganadero de la Crown Cattle Co., dijo que denunció la mutilación a la Policía Estatal de Oregón después de descubrir el toro muerto a unos 400 metros o media milla de su casa.

Se desconoce la causa de la muerte.

Cuando Carter encontró el toro, llevaba aproximadamente un día muerto y ya se estaba descomponiendo. Según la OSP, ya había pasado el plazo de 24 horas durante el cual se podría haber realizado una necropsia al cadáver.

Dead Mutilated Bull
© Blue Mountain Eagle
Un toro muerto encontrado en el rancho de Crown Cattle Co. en Bear Valley el mes pasado es el último de una serie de misteriosas mutilaciones de ganado en el este de Oregón.
Carter dijo que es difícil imaginar que alguien haya entrado en su propiedad, matado a un toro y luego cortado limpiamente partes específicas del cuerpo.

Según Carter, sin pruebas ni pistas que seguir para las fuerzas del orden, el incidente sigue siendo un misterio.

Esta no era la primera mutilación de vacas en su rancho, añadió Carter.

Hace varios años, dijo Carter, estaba casi seguro de que una de sus vacas había sido mutilada. Sin embargo, añadió, no había forma de decirlo con certeza porque no llegó al cadáver con la suficiente rapidez antes de que las moscas y otros carroñeros hicieran imposible determinar lo ocurrido.

Dijo que una situación similar ocurrió en agosto de 2020, por lo que trata de inspeccionar de cerca las muertes de ganado cuando se producen.

De hecho, la situación de Carter no es única. Según los registros del FBI, desde la década de 1970 se han producido miles de asesinatos y mutilaciones inexplicables de ganado en todo Estados Unidos.

El año pasado, el condado de Wheeler tuvo cinco casos, mientras que el condado de Harney ha tenido cuatro en cuatro años, y los dos anteriores ocurrieron en mayo y junio.

Los casos, según los informes del FBI, son similares al caso de Carter, en el que se encontró una vaca o un toro muerto en una zona remota sin señales de cómo alguien pudo llegar a la zona o a una propiedad privada sin ser detectado. En la mayoría de los casos, las autoridades no han encontrado huellas de pisadas, de neumáticos o dactilares. Hay poca sangre derramada, si es que hay alguna, y no hay heridas punzantes visibles, agujeros de bala o marcas de estrangulamiento.

En los miles de mutilaciones de ganado que se han producido desde la década de 1970, todavía no se ha capturado a un culpable, según los registros del FBI.

La naturaleza extraña de la mutilación y la falta total de pruebas en el caso del mes pasado lo hacen aún más desconcertante y frustrante para Carter.

Las mutilaciones simplemente no tienen sentido.

"Es realmente extraño", dijo Carter. "Simplemente no hay una explicación lógica".