Traducido por el equipo de Sott.net

El informe, obtenido por The Sun de la Agencia de Inteligencia de Defensa (DIA) como parte de una enorme solicitud de libertad de información, investiga el impacto en la salud de los humanos que han tenido experiencias paranormales.
ufo encounters injuries
© The Sun
El informe, titulado Anomalous Acute And Subacute Field Effects on Human and Biological Tissues (Efectos anómalos agudos y subagudos de los campos en los tejidos humanos y biológicos), investiga las lesiones causadas a los "observadores humanos por los sistemas aeroespaciales avanzados anómalos".

Y el informe -preparado para la DIA- advierte que esos objetos pueden ser una "amenaza para los intereses de Estados Unidos".

pentagon report ufo injeries
© U.S. Dept. of Defense Intelligence Agency
La portada del informe encargado por la Agencia de Inteligencia de Defensa
Se ha comprobado que los seres humanos han resultado heridos por "exposiciones a vehículos anómalos, especialmente en el aire y cuando están cerca", se lee.

El informe señala que a menudo estas lesiones están relacionadas con las radiaciones electromagnéticas, y las relaciona con "sistemas de propulsión relacionados con la energía".

Enumera lesiones como el calentamiento y las quemaduras provocadas por la radiación, daños en el cerebro y la posibilidad de afectar a los nervios de las personas.

"Se han notificado con precisión suficientes incidentes/accidentes, y se han adquirido datos médicos, como para apoyar la hipótesis de que algunos sistemas avanzados ya están desplegados, y son opacos a la plena comprensión de los Estados Unidos", dice el informe.
pentagon reort ufo injuries
© DIA
Esta lista contenida en uno de los archivos enumera los diferentes problemas de salud a los que se enfrentan los humanos tras un encuentro cercano
Continúa: "Los análisis médicos, si bien no requieren la invención de una biofísica alternativa, sí indican el uso de (para nosotros) sistemas energéticos no convencionales y avanzados".

El informe añadía que tenía 42 casos de expedientes médicos y 300 casos similares "no publicados" en los que los humanos habían resultado heridos tras encuentros "anómalos".

El estudio sostenía que era posible utilizar esta información médica para aplicar la "ingeniería inversa" a los ovnis "de procedencia desconocida que pueden constituir una amenaza para los intereses de Estados Unidos".

El informe también incluía una "útil base de datos" que enumeraba los efectos biológicos de los avistamientos de ovnis en los seres humanos y su frecuencia, elaborada por la agencia de investigación civil estadounidense MUFON.
pentagon report ufo injuies
© DIA
El embarazo no contabilizado, la teletransportación percibida y la vibración de los dientes también fueron enumerados
Incluso incluía sucesos extraños como "aparente abducción", "embarazo inexplicable", encuentros sexuales, experiencia de telepatía y teletransporte percibido.

Otro documento fascinante, incluido en los archivos, establece cómo clasificar el "comportamiento anómalo", con encuentros con "fantasmas, yetis, espíritus, duendes y otras entidades míticas/legendarias" clasificados como "AN3" y "la interacción de testigos con entidades AN3", como las experiencias cercanas a la muerte y los milagros religiosos, clasificados como AN4.

También hay clasificaciones para los avistamientos de ovnis, "clasificaciones de vuelos" y "clasificaciones de encuentros cercanos", incluido el CE4, en el que un encuentro con un alienígena provoca lesiones psicológicas permanentes "o la muerte".

También se clasifican los poltergeist, los círculos en las cosechas, la combustión humana espontánea, las abducciones alienígenas y otros sucesos paranormales.
pentagon report ufo classifications
© DIA
Los archivos contienen estas clasificaciones para varios encuentros paranormales
Y en una declaración que seguramente excitará a los cazadores de ovnis de todo el mundo, el informe dice: "Existe información clasificada que es muy pertinente para el tema de este estudio y sólo se ha publicado una pequeña parte de la literatura clasificada".

El informe formaba parte de más de 1.500 páginas de documentos de la DIA relacionados con el programa secreto de ovnis del Pentágono, el Advanced Aviation Threat Identification Program (AATIP) que fue obtenido por The Sun.

The Sun solicitó por primera vez una copia de todos los "expedientes, informes o archivos de vídeo" relacionados con el AATIP el 18 de diciembre de 2017 -en virtud de la Ley de Libertad de Información-, apenas unos días después de que se hiciera pública la existencia del programa.

Finalmente, después de más de cuatro años, la DIA entregó 1.500 documentos, incluyendo informes científicos encargados por el gobierno y cartas al Pentágono sobre el programa.

La DIA, la rama de espionaje del Departamento de Defensa, dijo que "algunas partes" de los documentos "deben ser retenidas en parte" debido a cuestiones de privacidad y confidencialidad, pero que la "DIA no ha retenido ninguna parte razonablemente separable no exenta de los registros".

El AATIP fue un programa secreto del Pentágono que funcionó entre 2007 y 2012 para estudiar los ovnis.

El ex funcionario de inteligencia convertido en denunciante, Luis Elizondo, que dirigía el programa, lo reveló en 2017.

También se publicaron por primera vez vídeos de avistamientos inexplicables de ovnis por parte de personal militar estadounidense, investigados por la AATIP.

Las revelaciones del programa supusieron un cambio en la forma en que Estados Unidos habla de los ovnis, ahora más conocidos como Fenómenos Aéreos No Identificados (Unidentified Aerial Phenomena, UAP).

El Sr. Elizondo también insinuó anteriormente las posibles repercusiones en la salud de los encuentros con ovnis, como se puede ver en este informe recién publicado por la DIA.
TicTac
© DoD/AFP via Getty Images
Esta imagen de captura de vídeo obtenida el 28 de abril de 2020 por cortesía del Departamento de Defensa de Estados Unidos muestra parte de un vídeo no clasificado tomado por pilotos de la Marina que ha circulado durante años y que muestra interacciones con "fenómenos aéreos no identificados."
En una entrevista con GQ magazine, se le preguntó a Elizondo qué tipo de efectos sobre la salud y otros fenómenos pueden sufrir los pilotos.

"Tengo que tener cuidado, no puedo hablar muy específicamente, pero uno podría imaginar que recibe un informe de un piloto que dice: 'Lue, es realmente extraño. Estaba volando y me acerqué a esta cosa y volví a casa y fue como si me quemara el sol. Estuve rojo durante cuatro días'", dijo.

"Bueno, eso es un signo de radiación. Eso no es una quemadura de sol; es una quemadura de radiación. Entonces [un piloto] podría decir, si [ellos] se hubieran acercado un poco más, ¡Lue, estoy en el hospital. Tengo síntomas que son indicativos de daños por microondas, es decir, lesiones internas, e incluso en mi cerebro hay algo de morfología'".

Y continuó: "Y entonces puedes tener a alguien que se acerque mucho y diga: 'Sabes, Lue, es realmente extraño. Me pareció que estuve allí sólo cinco minutos, pero cuando miré mi reloj pasaron 30 minutos, pero sólo usé cinco minutos de combustible. ¿Cómo es posible?' Creemos que hay una razón para ello, y probablemente tenga que ver con la deformación del espacio-tiempo".

Y el fenómeno ha dejado de ser marginal para convertirse en una seria preocupación de seguridad nacional, discutida por legisladores, funcionarios de defensa e incluso por los expresidentes Barack Obama y Bill Clinton.
pentagon ufo encounter classifications
© DIA
Clasificaciones de los distintos encuentros con ovnis y "entidades"
La serie de documentos recién publicados contiene cartas del senador Harry Reid -que pide que el proyecto se clasifique como alto secreto- y documentos sobre los contratistas.

Muestra cómo se adjudicó un contrato a Estudios espaciales avanzados de Bigelow Aerospace (BLASS, por sus siglas en inglés) por 12 millones de dólares -en particular, el único contratista que licitó para el trabajo- para estudiar "las amenazas de armas aeroespaciales avanzadas desde el presente hasta 40 años en el futuro".

department of defense logo

The Sun obtuvo los registros de la DIA, el brazo de espionaje del Departamento de Defensa de los Estados Unidos
En una carta de 2009, el senador Reid describe cómo el programa ya ha identificado "varias tecnologías aeroespaciales altamente sensibles y no convencionales" que requerían una "protección extraordinaria".

Su solicitud de un "programa de acceso especial restringido" para el trabajo de BLASS fue rechazada por los funcionarios de la DIA.

El año pasado, el Pentágono publicó su esperado informe sobre lo que sabe de una serie de misteriosos objetos voladores que se han observado en los espacios aéreos militares durante las dos últimas décadas.

El informe, publicado en el sitio web de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional, examinó 144 informes de encuentros con lo que el gobierno considera "fenómeno aéreo no identificado" ("unidentified aerial phenomenon").

La noticia llega en el momento en que el Pentágono abre una nueva oficina para investigar los ovnis, su origen y los intentos de "capturar o explotar" una de estas misteriosas naves, tras una enmienda a un proyecto de ley de defensa presentado en el Senado estadounidense.

La unidad especializada se llama Oficina de Vigilancia y Resolución de Anomalías (ARSO).

Se investigará si las extrañas naves que supuestamente han estado zumbando al ejército estadounidense son o no tecnología desconocida de Rusia y China o potencialmente algo más extraterrestre.