Traducido por el equipo de Sott.net

El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes celebrará su primera audiencia pública sobre fenómenos aéreos inexplicables en 50 años.
UFO UAP illustration
© Getty Images / Aaron Foster
(Ilustración)
El Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes de EUA ha programado una audiencia para hacer el seguimiento de unos 143 avistamientos de ovnis denunciados entre 2004 y 2021, según reveló el martes el representante André Carson (demócrata de Indiana). La audiencia, prevista para el próximo martes, será celebrada por el subcomité de contraterrorismo, contrainteligencia y contraproliferación del Comité de Inteligencia, que preside Carson.

"Dado que se trata de un área de gran interés público, cualquier secreto indebido puede servir de obstáculo para resolver el misterio, o podría impedirnos encontrar soluciones a las posibles vulnerabilidades", dijo Carson al New York Times. "Esta audiencia trata de examinar las medidas que el Pentágono puede tomar para reducir el estigma que rodea a las denuncias de los pilotos militares y de los pilotos civiles".

Entre los que testificarán ante el subcomité están el subsecretario de Defensa para Inteligencia y Seguridad, Ronald Moultrie, y el subdirector de Inteligencia Naval, Scott Bray. Ambos han participado en la investigación de los 143 avistamientos detallados en un informe publicado el año pasado por el Grupo de Trabajo de Fenómenos Aéreos No Identificados del Pentágono, una oficina que desde entonces ha sido sustituida por el Grupo de Identificación y Gestión de Objetos Aéreos. La nueva división, dirigida por Moultrie, debe "detectar, identificar y atribuir objetos de interés en el espacio aéreo de uso especial y evaluar y mitigar cualquier amenaza asociada a la seguridad de los vuelos y la seguridad nacional".

El debate público sobre los ovnis ha aumentado desde 2017, cuando se reveló que el Pentágono tenía un proyecto conocido como el Programa de Identificación de Amenazas Aeroespaciales Avanzadas (AATIP) encargado de identificar (o al menos intentar identificar) este tipo de aeronaves. El informe del año pasado publicado en el Congreso, aunque en gran parte clasificado, insinuó que el Pentágono estaba involucrado en el análisis de la "tecnología avanzada" aparentemente mostrada por los OVNI, que ha dividido en múltiples categorías, admitiendo en una sección parcialmente redactada que "los UAP [fenómenos aéreos inexplicables] probablemente carecen de una única explicación".

El interés del público por estos fenómenos se vio renovado por tres vídeos publicados poco después del informe de la AATIP, y confirmados oficialmente por el Pentágono en 2020, que mostraban grabaciones de aviones no identificados que realizaban maniobras extrañas que no se creían posibles con la tecnología humana conocida.

Las últimas audiencias públicas sobre ovnis concluyeron en 1970, cuando las Fuerzas Aéreas cerraron su investigación pública sobre el fenómeno, denominada Proyecto Libro Azul. A pesar de los numerosos informes de pilotos tanto militares como civiles, las Fuerzas Aéreas concluyeron que ningún OVNI había sido nunca una amenaza para la seguridad nacional, que los objetos hasta ahora inexplicados no mostraban una tecnología avanzada más allá de los conocimientos de la época, y que no había pruebas de que la aeronave en cuestión fuera extraterrestre. Los entusiastas de los OVNI han denunciado el juego sucio desde entonces.