Traducido por el equipo de Sott.net

Un equipo de investigadores afiliados a varias instituciones de Francia, en colaboración con un colega de China y otros dos de Egipto, ha encontrado pruebas que demuestran que el ramal de Keops del río Nilo discurrió en su día tan cerca de Giza que podría haber sido utilizado para transportar las piedras con las que se construyeron las famosas pirámides. En su artículo publicado en Actas de la Academia Nacional de Ciencias, el grupo describe su estudio de los granos de polen fosilizados encontrados en los sedimentos de los alrededores de Giza y lo que les mostró sobre la historia del ramal de Keops.
Khufu Nile River
© Alex Boersma/Proceedings of the National Academy of Sciences (2022). DOI: 10.1073/pnas.2202530119
Reconstrucción artística del ramal de Keops del río Nilo, ya desaparecido.
En su trabajo, los investigadores obtuvieron muestras de núcleos de sedimentos recogidos en varios lugares de Giza y sus alrededores a lo largo de los años y, a continuación, examinaron detenidamente los granos de polen fosilizados atrapados en ellos durante miles de años.

Combinando los resultados de estudios anteriores que incluían el estudio de las capas de roca que rodean las pirámides, descubrieron que podían reconstruir la historia del ramal de Keops a medida que fluía y menguaba en la zona durante los 8.000 años anteriores. A continuación, observando la cronología y el flujo del ramal, descubrieron que sus niveles eran lo suficientemente altos como para llegar casi hasta Giza — a 7 kilómetros del Nilo — durante la época en que se construyeron tres de las pirámides principales (Keops, Kefrén y Micerino), hace aproximadamente 4.000 años.


Comentario: En realidad, no hay pruebas sólidas de que las pirámides se construyeran hace 4.000 años. Su alineación y el patrón de envejecimiento de la Esfinge sugieren que son mucho más antiguas: La Conspiración de las Puertas Estelares. Una revisión, análisis y comentario


Los investigadores señalan que los fósiles de granos de polen que encontraron eran en su mayoría de hierbas florecientes como las que bordean el río Nilo en la actualidad. También encontraron evidencias de algunas plantas de pantano que suelen crecer en los bordes de los lagos, y que demostraron que el ramal de Keops permaneció en niveles altos en la zona el tiempo suficiente para que la naturaleza la considerara permanente.
Giza floodplain
© Proceedings of the National Academy of Sciences (2022). DOI: 10.1073/pnas.2202530119
Ubicación de los núcleos en la llanura de inundación de Giza.
Los investigadores también descubrieron que no mucho después del reinado del rey Tutankamón, los niveles del ramal comenzaron a descender, lo que dio lugar a un entorno mucho más árido. Otros estudios de huesos y dientes de momias de la época también mostraron que la zona se estaba volviendo mucho más seca. Los investigadores sugieren que otros que utilicen las mismas técnicas podrían aprender más sobre cómo el cambio del caudal del río afectó a otras civilizaciones antiguas.
Más información: Hader Sheisha et al, Los paisajes acuáticos del Nilo facilitaron la construcción de las pirámides de Giza durante el tercer milenio a.C., Proceedings of the National Academy of Sciences (Actas de la Academia Nacional de Ciencias) (2022). DOI: 10.1073/pnas.2202530119 Información de la revista: Proceedings of the National Academy of Sciences