Polonia quiere manejar todos los registros posibles para hacer frente a la amenaza rusa y Varsovia ya está en conversaciones con Estados Unidos para albergar armas nucleares de la OTAN. "Hemos hablado con los dirigentes estadounidenses sobre si Estados Unidos está considerando esa posibilidad. El tema está abierto", expresó este miércoles el presidente polaco, Andrej Duda. Polonia es, de hecho, uno de los países más duros respecto a Moscú por la invasión de Ucrania.
Joe Biden, junto al presidente polaco Duda.
© EFE
Joe Biden, junto al presidente polaco Duda.
"El problema, sobre todo, es que no tenemos armas nucleares. No hay indicios de que nosotros, como Polonia, vayamos a tenerlos en nuestro poder en un futuro próximo. Siempre existe la posibilidad de participar en el Programa de Compartición Nuclear", ha comentado Duda en una entrevista en el medio nacional Gazeta Polska.

Este anuncio se da el mismo día que los Estados miembros de la UE han acordado una nueva ronda de sanciones contra Rusia, que incluirá un tope al precio del petróleo ruso, y que responde a la escalada del conflicto en Ucrania tras los referéndum ilegales y la anexión de cuatro regiones ucranianas ocupadas por el Ejército ruso.

En un mensaje en redes sociales, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha aplaudido el acuerdo de los embajadores europeos y ha celebrado que la UE se mueve "rápido y firme" ante las maniobras de Rusia. "Nunca aceptaremos los falsos referéndums ni ningún tipo de anexión. Estamos determinados a continuar haciendo que el Kremlin pague", ha señalado.

En todo caso, fuentes europeas indican que ahora se tiene que terminar de redactar el texto y adoptarlo por procedimiento escrito, por lo que las nuevas medidas restrictivas verán la luz la mañana del jueves, antes del arranque de la cumbre informal de jefes de Estado y de Gobierno de la UE en Praga.

Ese mismo día se publicarán en el Diario Oficial de la UE y entrarán en vigor, cumpliéndose así los plazos que se marcaba el bloque europeo para responder a la escalada del presidente ruso, Vladimir Putin, en cuestión de días y antes de la cumbre en República Checa.

Queda por conocerse todos los detalles del paquete, que limitará aún mas las importaciones de productos rusos y las exportaciones tecnológicas europeas en un intento de mermar la capacidad industrial y militar rusa. También se ampliará la lista negra de individuos y empresas responsables de las consultas ilegales en Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia y la movilización de reservistas.