Los fuertes aguaceros han provocado al menos dos muertes, la desaparición de varias personas y otras miles se encuentran damnificadas.
inundaciones cesar colombia
© Twitter / Marthaperaltae
Varias viviendas destruidas por las inundaciones en el municipio de Bosconia, en el departamento de Cesar, Colombia
Las fuertes lluvias registradas en territorio colombiano durante los últimos días han causado graves daños en varios departamentos de ese país, que han dejado a miles de familias damnificadas en distintas zonas, varias personas desaparecidas y al menos dos fallecidos, entre ellos un niño indígena yukpa.

Hasta el momento, la región más afectada es el municipio de Bosconia, al noreste del país, que fue decretado como zona de calamidad por su alcalde, Edulfo Villar. La emergencia provocó la muerte de un menor indígena, dejó a varias personas desaparecidas y más de 15.000 damnificadas, según reporta el medio local El Heraldo.

En la localidad de Bosconia, ubicada en el departamento del Cesar, las intensas lluvias provocaron que el agua se represara hasta llegar a metro y medio de altura, causando severos daños en las viviendas y la infraestructura pública.


"Nosotros no tenemos ríos, pero estamos ubicados en una depresión y bordeados por un sistema montañoso que con las lluvias va haciendo unas lagunas que se desbordan, tomando su rumbo hacia el pueblo", precisó Villar, quien comentó que hace 12 años no se presentaban este tipo de incidentes.

Mientras atienden la emergencia, el alcalde pidió ayuda al Gobierno Nacional para que las familias afectadas sean atendidas con la urgencia que requieren, sobre todo porque hay localidades como El Copey, en el mismo departamento del Cesar, y Algarrobo, en la región vecina de Magdalena, donde los bomberos locales ya no se dan abasto.
"Prácticamente estamos con el agua hasta el cuello. Muchas personas perdieron sus bienes, sus enseres, y también lastimosamente tenemos pérdidas humanas, la situación es muy complicada, terrible, estamos invocando el apoyo del gobierno nacional, del gobierno departamental, la unión de los municipios vecinos y la solidaridad de todo el pueblo para hacerle frente a esta emergencia", agregó el alcalde.

La senadora y representante de la comunidad indígena Wayuu, Martha Peralta Epieyú, calificó lo sucedido en Bosconia como "una tragedia" y se unió al llamado para que el Ejecutivo "concentre sus esfuerzos" en esa comunidad.

Otras regiones afectadas

Por su parte, la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres de Colombia (UNGRD) informó que durante las últimas horas se encuentran atendiendo emergencias causadas por el fenómeno climático de La Niña, en municipios, veredas y corregimientos de los departamentos de Nariño, Bolívar, Antioquia, Cauca, Norte de Santander y Cesar.

En Bolívar también se produjeron varias inundaciones, con saldo de un fallecido, una mujer desaparecida y el naufragio de una embarcación con seis personas a bordo. En total están afectadas 200 familias, 200 viviendas y unas 800 personas.


En el Cauca fueron afectadas cuatro viviendas, dos puentes vehiculares y dos vías, además de los daños en cultivos y animales de corral. Mientras que en Nariño quedaron destruidas tres casas y un colegio quedó afectado por un movimiento de tierra. En el Norte de Santander, la UNGRD también registró la desaparición de un menor de edad que habría sido arrastrado por la creciente súbita del río Tarra.

El medio local Blu Radio informó que en el departamento del Atlántico, en las costas del caribe colombiano, también se han registrado inundaciones y deslizamientos que afectaron los municipios Puerto Colombia, Juan de Acosta, Tubará y Barranquilla. Candelaria Hernández, subsecretaria de Gestión del Riesgo de esa región, dijo que de momento se contabilizan 3.000 familias damnificadas.

En Puerto Colombia, el agua subió por encima de un metro, tras el desbordamiento de los ríos San Luis y Arroyo Grande. En total quedaron 635 familias afectadas de 15 comunidades, que también fueron víctimas de deslizamientos de tierra.

En Juan de Acosta quedaron damnificadas 300 familias; mientras que en Tubará 60. En la zona rural de Barranquilla también se registraron daños por la crecida de un río que se desbordó e inundó calles y viviendas. Las autoridades locales señalan que no tienen recursos para atender la emergencia y piden al Ejecutivo que ayude de forma urgente a la población.