Traducido por el equipo de sott.net

El 5 de diciembre de 1945, un grupo de aviones de ataque estadounidenses que patrullaban frente a la costa atlántica desapareció en misteriosas circunstancias. La Marina de los EE.UU. nunca ha informado sobre su destino, pero eso no ha impedido que una legión de teóricos inventen historias sobre lo que podría haber sucedido.
Flight 19
© AP Photo
El misterio es sólo uno de los muchos que se producen en un tramo del Océano Atlántico que va desde la costa de Florida hacia el sureste hasta Puerto Rico y hacia el norte hasta las Bermudas, conocido coloquialmente como el Triángulo de las Bermudas.

Esto es lo que sabemos sobre la Patrulla Perdida:
  • El 5 de diciembre de 1945, un grupo de 5 bombarderos torpederos TBM Avenger despegó de la Estación Aérea Naval de Fort Lauderdale, en la costa de Florida, para realizar un ejercicio que pondría a prueba tanto sus habilidades de bombardeo en picado como su navegación por estima, o la aproximación de la posición de uno en ausencia de cronometraje u otros dispositivos de navegación.
  • El pronóstico del tiempo ese día se describió como "favorable, estado del mar de moderado a agitado".
  • El grupo se llamaba "Vuelo 19" y debía volar hacia el este durante unas 56 millas náuticas, simular un impacto contra un grupo de rocas aisladas en las Bahamas, continuar hasta un punto más al este, luego hacer un bucle hacia el norte, el oeste y regresar a la base en Fort Lauderdale. Debería haber sido una misión de unas tres horas.
  • El bombardeo simulado se llevó a cabo, y los aviones se perdieron después de lanzar sus bombas, según las transcripciones de radio del evento.
Flight 19 Crews
© History.com
No sé dónde estamos

Sin embargo, las cosas no salieron como estaba previsto. El líder del vuelo, el teniente Charles C. Taylor, informó de que su brújula no funcionaba, y creyó erróneamente que estaba sobre los Cayos de Florida, un grupo de islas a más de 150 millas al suroeste de donde se encontraban los objetivos rocosos.

"No sé dónde estamos. Debemos habernos perdido después de ese último giro", dijo Taylor al control de tráfico aéreo en Fort Lauderdale."

Mis dos brújulas no funcionan", dijo, "y estoy intentando encontrar Fort Lauderdale, Florida. Estoy sobre tierra, pero está rota. Estoy seguro de que estoy en los Cayos pero no sé a qué distancia y no sé cómo llegar a Fort Lauderdale".

"Nos dirigimos a 030 grados durante 45 minutos, luego volaremos hacia el norte para asegurarnos de que no estamos sobre el Golfo de México", dijo Taylor. Más tarde ordenó a sus compañeros que tomaran un rumbo de 090 grados, es decir, hacia el este.

Durante las dos horas siguientes, la aeronave fue de un lado a otro, hacia el este, luego hacia el oeste y de nuevo hacia el este. El último mensaje de Taylor, transmitido cinco horas después del despegue, fue este: "Todos los aviones cierren bien... tendremos que amarizar a menos que toquemos tierra... cuando el primer avión baje de 10 galones [de combustible en el tanque], descendemos todos juntos".
Martin PBM-3G
© US Coast Guard
Un Martin PBM-3G o PBM-5G Mariner de la Guardia Costera de EE.UU. despegando del agua.
Segundo desastre

Cuando se hizo evidente que los aviones se habían perdido, la Marina organizó patrullas de búsqueda desde las bases cercanas y pidió ayuda a los buques de la marina mercante.

Sin embargo, durante la búsqueda se produjo una segunda tragedia: uno de los hidroaviones PBM Mariner explotó misteriosamente en el aire apenas tres minutos después de despegar de lo que en aquel momento se llamaba NAS Banana River, ahora conocida como Base Patrick de la Fuerza Espacial, al norte de Fort Lauderdale.

A diferencia de los Avengers del Vuelo 19, los restos del barco volador Mariner fueron encontrados, en forma de mancha de aceite. Sin embargo, al igual que la patrulla perdida, toda la tripulación se perdió, lo que significa que un total de 27 hombres murieron en el incidente: 14 a bordo de los cinco Avengers y 13 en el hidroavión Mariner.

Las investigaciones de la US Navy no lograron encontrar la causa de los accidentes ni sus restos, pero concluyeron que la culpa fue de un equipo defectuoso y no de errores del teniente Taylor. Su motivo oficial de pérdida es "causa desconocida".


Misteriosa zona navegable


Sin embargo, para aumentar el misterio, desde entonces se han encontrado los restos de varios otros bombarderos Avenger en la costa de Florida, pero ninguno de ellos llevaba los números de cola de los cinco aviones del Vuelo 19.
Bermuda Triangle
© History.com
Muchos otros barcos y aviones han desaparecido en el Triángulo de las Bermudas a lo largo de los años, como lo muestran pruebas de sus naufragios, lo que ha hecho que la zona se haya ganado la reputación de lugar de actividad paranormal.

Sin embargo, se han sugerido un par de explicaciones para las desapariciones, derivadas de causas perfectamente normales aquí en el Planeta Tierra, incluyendo que es común que los huracanes y otras tormentas atraviesen el Triángulo de las Bermudas; la Corriente del Golfo pasa por la zona; y la parte occidental del Mar de los Sargazos, un giro ahogado con algas sargazo, se extiende a través de parte del Triángulo, lo que puede haber arrastrado los restos de los accidentes.

Los críticos también han señalado que el número de pérdidas misteriosas en el Triángulo de las Bermudas no es superior al de cualquier otra franja de mar de tamaño comparable, y han acusado a algunos escritores de sensacionalismo o incluso de inventarse historias sobre desapariciones allí en un esfuerzo por cultivar un aura injustificada de misterio.