Traducido por el equipo de Sott.net

Podría ser el final de la polvareda roja para el módulo de aterrizaje InSight de la NASA, que se ha quedado en silencio tras cuatro años en Marte.

Mars Lander
© NASA
InSite Lander de la NASA
Los niveles de energía del módulo de aterrizaje llevan meses disminuyendo debido al polvo que recubre sus paneles solares. Los controladores en tierra del Laboratorio de Propulsión a Chorro de California sabían que el final estaba cerca,, pero la NASA informó de que InSightight no respondía a las comunicaciones desde la Tierra el domingo.

"Se asume que InSight puede haber llegado al final de sus operaciones", dijo la NASA a última hora del lunes, añadiendo que su última comunicación fue el jueves. "Se desconoce qué provocó el cambio en su energía".

El equipo seguirá intentando contactar con InSight, por si acaso.

InSight aterrizó en Marte en 2018 y fue la primera nave espacial en documentar un marsismo. Detectó más de 1.300 maremotos con su sismómetro de fabricación francesa, incluidos varios causados por impactos de meteoroides. El último sismo detectado por InSight, a principios de este año, hizo temblar el suelo durante al menos seis horas, según la NASA. Las lecturas del sismómetro arrojan luz sobre el interior de Marte.

La semana pasada, los científicos revelaron que InSight había conseguido otra primicia: capturar un remolino de polvo marciano no sólo en imágenes, sino también en sonido. En un golpe de suerte, la columna de polvo giratoria sopló directamente sobre el módulo de aterrizaje en 2021, cuando su micrófono estaba encendido.

Sin embargo, el otro instrumento principal del módulo de aterrizaje sólo encontró problemas.

Un dispositivo de excavación alemán -destinado a medir la temperatura del interior de Marte- nunca llegó a profundizar más de un par de pies (medio metro), muy por debajo de los 16 pies (5 metros) previstos. La NASA lo dio por muerto hace casi dos años.

InSight envió recientemente un último selfie, compartido por la NASA a través de Twitter el lunes. el equipo escribió en nombre de InSight:
"Mi energía está muy baja, así que ésta puede ser la última imagen que pueda enviar. Pero no se preocupen por mí: mi estancia aquí ha sido productiva y serena. Si puedo seguir hablando con mi equipo de misión, lo haré, pero me despediré pronto. Gracias por quedarte conmigo".
La NASA aún tiene dos robots activos en Marte: Curiosity, que recorre la superficie desde 2012, y Perseverance, que llegó a principios del año pasado.

Perseverance está en pleno proceso de creación de un depósito de muestras; el plan es dejar 10 tubos de núcleos de roca en la superficie marciana como reserva de muestras en el propio rover. La NASA tiene previsto traer algunas de estas muestras a la Tierra dentro de una década, en su larga búsqueda de indicios de vida microscópica antigua en Marte.

Perseverance también tiene un compañero: un mini helicóptero llamado Ingenuity. Acaba de completar su 37º vuelo y ya ha registrado más de una hora de vuelo marciano.