Traducido por el equipo de Sott.net

El descubrimiento permite traducir cualquier palabra escrita en sánscrito.
Sanskrit MAnuscript
© Cambridge University Library
Página de un ejemplar del siglo XVIII de Dhātupāṭha de Pāṇini de la Biblioteca de la Universidad de Cambridge.
Un estudiante de doctorado de la Universidad de Cambridge ha resuelto un enigma que ha dejado perplejos a los académicos desde el siglo V a. C. Rishi Rajpopat descifró una regla impartida por Pāṇini, gramático indio que se cree vivió en el actual noroeste de Pakistán y sureste de Afganistán. Se le considera uno de los padres de la lingüística.

El sánscrito es una antigua lengua clásica indoeuropea del sur de Asia y la lengua sagrada y literaria del hinduismo. También es la lengua en la que se ha escrito gran parte de la ciencia, la filosofía, la poesía y la literatura secular más importantes de la India. Hoy en día lo hablan en el país unas 25.000 personas.

"Parte de la sabiduría más antigua de la India se ha producido en sánscrito, y todavía no entendemos del todo lo que nuestros antepasados lograron", dijo Rajpopat, que aprendió sánscrito por primera vez como estudiante de secundaria y ahora está en la Universidad de St. Andrews, en una declaración. "A menudo nos han hecho creer que no somos importantes, que no hemos aportado lo suficiente. Espero que este descubrimiento infunda a los estudiantes de la India la confianza, el orgullo y la esperanza de que ellos también pueden lograr grandes objetivos."

Con el descubrimiento de Rajpopat, los académicos pueden ahora construir millones de palabras gramaticalmente correctas en sánscrito. Los hallazgos se publicaron como tesis doctoral de Rajpopat en 2021.

Rajpopat descifró por primera vez un algoritmo de 2.500 años de antigüedad que puede utilizar con precisión la "máquina del lenguaje" de Pāṇini. El sistema de Pāṇini consta de 4.000 reglas y está detallado en el Aṣṭādhyāyī. Considerada su obra más importante, Aṣṭādhyāyī se cree que fue escrita alrededor del año 500 A.C. Se supone que funciona como una máquina, en la que se introducen la base y el sufijo de una palabra y un proceso paso a paso debe convertirlos en palabras y oraciones gramaticalmente correctas.

"Pāṇini tenía una mente extraordinaria y construyó una máquina sin igual en la historia de la humanidad", dijo Rajpopat. "No esperaba que añadiéramos nuevas ideas a sus reglas. Entre más manipulamos la gramática de Pāṇini, más se nos elude".

A menudo, dos o más de las reglas de Pāṇini pueden aplicarse al mismo tiempo y etapa del proceso, lo que ha dejado a los estudiosos agonizando sobre qué regla o etapa elegir.

Se necesita un algoritmo para resolver este conflicto de reglas, que afecta a millones de palabras sánscritas, incluidas ciertas formas de los comúnmente usados "mantra" y "gurú." Pāṇini tenía una metarregla para ayudar al usuario a decidir qué regla debía aplicarse si se producía un conflicto de reglas, pero ha sido malinterpretada por los académicos durante los últimos 2.500 años.

Tradicionalmente, la metarregla de Pāṇini se ha interpretado como: en caso de conflicto entre dos reglas de igual fuerza, gana la regla que aparece más tarde en el orden serial de la gramática. Sin embargo, Rajpopat sostiene que Pāṇini quería decir que entre las reglas aplicables a los lados izquierdo y derecho de una palabra respectivamente, Pāṇini quería que eligiéramos la regla aplicable al lado derecho.

"Tuve un momento eureka en Cambridge. Después de intentar resolver este problema durante nueve meses, estaba a punto de dejarlo, no llegaba a ninguna parte. Así que cerré los libros durante un mes y me dediqué a disfrutar del verano, nadando, montando en bicicleta, cocinando, rezando y meditando", explica Rajpopat. "Luego, a mi pesar, volví al trabajo y, en cuestión de minutos, al pasar las páginas, empezaron a surgir estos patrones y todo empezó a tener sentido. Quedaba mucho trabajo por hacer, pero había descubierto la mayor parte del rompecabezas".

Usando esta interpretación de que Pāṇini esperaba que se eligiera la regla aplicable al lado derecho, Rajpopat descubrió que la máquina lingüística del antiguo académico producía palabras gramaticalmente correctas de forma consistente y casi sin excepciones.

Durante los siguientes dos años y medio, trabajó para resolver los problemas de lo que había descubierto y presentado. Además de comprender más textos sánscritos, el algoritmo que ejecuta la gramática de Pāṇini puede potencialmente ser enseñado a las computadoras.

"Científicos de la informática que trabajan en el Procesamiento del Lenguaje Natural abandonaron el enfoque basado en reglas hace más de 50 años", dijo Rajpopat. "Así que enseñar a las computadoras cómo combinar la intención del hablante con la gramática basada en reglas de Pāṇini para producir habla humana sería un importante logro en la historia de la interacción humana con las máquinas, así como en la historia intelectual de la India".