Traducido por el equipo de SOTT.net

Los científicos han determinado que no hay datos medidos para "indicar hielo más grueso que el actual después de 4ka" en un sitio de estudio de la Antártida Occidental cerca del glaciar Thwaites "Doomsday" ("Juicio Final"). Por lo tanto, cualquier deshielo observado en la actualidad es "reversible"... y natural.
Thwaites Glacier, Antarctica
Los glaciares Thwaites, Pine Island y Pope, en la región del mar de Amundsen, en la Antártida occidental, están todos situados en un foco de flujo de calor geotérmico activo, que ha provocado tasas de deshielo regionales anómalamente altas. De hecho, "hay una cantidad llamativamente grande de calor procedente del interior de la Tierra bajo el hielo" en los mismos lugares donde el deshielo es más pronunciado.

Mientras que la corteza terrestre tiene un espesor medio de unos 40 km, en la región de Thwaites-Pine Island-Glaciar de Pope la corteza anómalamente más delgada (10 a 18 km) expone más fácilmente la base del hielo a fosas tectónicas de 580°C. La "elevada banda de flujo de calor geotérmico se interpreta como causada por una corteza anómalamente delgada subyacente a un manto caliente", que está ejerciendo una "profunda influencia en la dinámica de flujo de la capa de hielo de la Antártida occidental"(Dziadek et al., 2021).

heat patterns antarctica local glacial melting
© Dziadek, R., Ferraccioli, F. & Gohl, K.
a) distribución del flujo de calor geotérmico con áreas de lagunas de datos magnéticos y aquellas con cobertura de datos magnéticos MF7 (https://www.geomag.us/models/MF7.html) mostradas en gris. Las líneas blancas discontinuas marcan la ubicación de los glaciares: glaciar PIG de Pine Island, glaciar THW de Thwaites y glaciar PG de Pope. b) Espesor elástico efectivo de la litosfera29 y respuesta viscoelástica32. Las líneas blancas discontinuas muestran el área de la cuenca subglaciar de Byrd (BSB) y la depresión subglaciar de Bentley (BST). c) Recopilación de estimaciones del flujo de calor geotérmico a escala continental6 y local in situ15,16,34,35. d) Características tectónicas de la región de estudio. La región de alto flujo de calor geotérmico (A) está rodeada por el Bloque de la Isla Thurston (TIB), el bloque de la Montaña Ellsworth-Whitmore (EWM) y la Tierra Marie Byrd (MBL). La Falla del Monte Murphy (MMR)54 se correlaciona con un conjunto de lineamientos magnéticos con tendencia NNE-SSW (marcados con líneas blancas). La grieta de Pine Island (PIR) se muestra como parte del bloque de la isla Thurston.
A pesar de las causas naturales establecidas del deshielo de esta región (véase también Schroeder et al., 2014, Loose et al., 2018), se ha convertido, sin embargo, en un lugar común para aquellos que creen que los comportamientos humanos son el "mando de control" del clima para afirmar que el deshielo del glaciar Thwaites - apodado el "Glaciar del Juicio Final" por los alarmistas - es causado por los seres humanos que conducen camiones propulsados por gasolina o utilizan gas natural para obtener energía.

Pero un nuevo estudio refuta categóricamente las afirmaciones de que el deshielo que se está produciendo en la región del glaciar Thwaites-Pine Island-Pope es inusual, no tiene precedentes o no es natural.

El espesor de la capa de hielo en esta región del Mar de Amundsen es hoy de unos 40 m de media.

Los científicos (Balco et al., 2023) han utilizado concentraciones de nucleidos cosmogénicos y muestras de lecho rocoso para determinar que la capa de hielo es actualmente unas 8 veces más gruesa de lo que fue durante la mayor parte de los últimos 8.000 años del Holoceno, cuando el espesor del hielo oscilaba entre 2 m y 7 m.

"...la capa de hielo de la Antártida Occidental (WAIS) en un lugar entre los glaciares Thwaites y Pope era al menos 35 metros más fina que en los últimos miles de años"
glacier thickness study
© Balco, et al
Fuente de la imagen: Balco et al., 2023

Aún más interesante, los científicos descubrieron que "no hay datos de edad de exposición en la región del mar de Amundsen que indiquen un hielo más grueso que el actual después de 4 ka", lo que sugiere que el grosor actual está cerca de ser el más pronunciado de los últimos 4.000 años.

Cualquier deshielo de esta región, por tanto, no sólo es natural, sino todo lo contrario de "sin precedentes". Así pues, los científicos califican los cambios modernos de la capa de hielo de la Antártida Occidental de "reversibles".