Traducido por el equipo de SOTT.net

Un alto funcionario de los servicios de inteligencia de EEUU afirma que las fuerzas estadounidenses de la Segunda Guerra Mundial recuperaron un ovni que se estrelló en Italia en 1933, e investigadores italianos afirman tener los documentos que lo demuestran.
italy ufo

Una impresión artística del supuesto OVNI estrellado en 1933 a las afueras de Magenta, en el norte de Italia, muestra una nave con forma de platillo
David Grusch, ex alto funcionario de la Oficina Nacional de Reconocimiento, conmocionó al mundo el mes pasado al revelar, en un testimonio bajo juramento ante el Congreso y los organismos de control del Gobierno, que había dado la voz de alarma sobre un supuesto programa secreto estadounidense que había obtenido múltiples platillos volantes "no humanos".

Grusch afirma que una de estas naves alienígenas se estrelló en el norte de Italia en 1933, y fue escondida por el dictador fascista Benito Mussolini, antes de ser capturada por las fuerzas estadounidenses al final de la Segunda Guerra Mundial y enviada a EEUU.

DailyMail.com entiende que Grusch fue informado sobre el supuesto accidente de junio de 1933 por un empleado que al parecer trabajó en la nave "no humana" en un programa secreto del gobierno de EEUU.

italy ufo

Pinotti también recibió notas manuscritas en papel con membrete de una agencia gubernamental fechadas el 22 de agosto de 1936, que incluían un boceto y una descripción (en la foto) de una aeronave cilíndrica con ojos de buey a los lados y luces blancas y rojas avistada sobrevolando el norte de Italia
Y esta semana el miembro de mayor rango del Comité de Inteligencia del Senado Marco Rubio confirmó que ha escuchado testimonios de supuestos testigos de primera mano de tales programas de recuperación de accidentes.

Ahora, en una entrevista concedida a DailyMail.com coincidiendo con el Día Mundial OVNI, el investigador italiano Roberto Pinotti ha compartido detalles extraordinarios del supuesto accidente de un platillo que se produjo 14 años antes del famoso incidente de Roswell, Nuevo México.

Pinotti, presidente del Centro Ufológico Nacional (CUN), obtuvo documentos que, según él, prueban el accidente del 13 de junio de 1933 y la existencia de un departamento secreto creado por Mussolini para estudiar el supuesto platillo.

La investigación de Pinotti ha sido recibida con escepticismo en Italia desde que la publicó por primera vez en 2000, y sigue siendo poco conocida fuera de sus fronteras.

"Mi colega Alfredo Lissoni y yo empezamos a investigar la historia del accidente OVNI de 1933 en Lombardía en 1996, cuando recibimos algunos documentos secretos originales sobre el caso", declaró a DailyMail.com.

Los documentos fueron enviados misteriosamente por correo a Pinotti por una fuente anónima que afirmaba haberlos heredado de un familiar que trabajó en el supuesto programa OVNI de Mussolini.

Incluyen dos telegramas en italiano de junio de 1933, uno exigiendo "silencio absoluto" sobre un "supuesto aterrizaje en suelo nacional de aeronaves desconocidas".

Otro, fechado el 13 de junio, amenaza con el "arresto inmediato" y las "penas máximas" para cualquier periodista que informe sobre un "avión de naturaleza y origen desconocidos".

El segundo telegrama dice: "Se ordena la inmediata retirada de todas las informaciones de los periódicos que difundan dichas noticias".

Ambos dicen ser "orden personal" de "Il Duce", el mismísimo Mussolini.
italy ufo

Los documentos incluyen dos telegramas de junio de 1933 en italiano exigiendo "silencio absoluto" sobre un "supuesto aterrizaje en suelo nacional de aeronaves desconocidas"
italy ufo
italy ufo

Otro, fechado el 13 de junio, amenaza con el "arresto inmediato" y las "penas máximas" para cualquier periodista que informe sobre una "aeronave de naturaleza y origen desconocidos"
Otros documentos enviados a Pinotti hacen referencia a un misterioso departamento gubernamental llamado "Gabinetto RS/33", o Gabinete RS (Investigación Especial) 33, al parecer creado por el dictador italiano para gestionar la recuperación y el estudio de los supuestos restos del platillo, así como otros incidentes ovnis.

Pinotti afirma que el RS/33 estaba dirigido por el inventor Guglielmo Marconi, ganador del Premio Nobel e inventor de la radio.

A día de hoy, historiadores italianos e investigadores OVNI no han encontrado ninguna otra prueba de este supuesto grupo en la sombra ni de la participación de Marconi.

Pinotti también recibió notas manuscritas en papel con membrete de una agencia gubernamental, fechadas el 22 de agosto de 1936, que incluían un boceto y la descripción de una aeronave cilíndrica con ojos de buey a los lados y luces blancas y rojas avistada sobrevolando el norte de Italia.

Tras reconstruir los misteriosos documentos, Pinotti pudo señalar el SIAI Marchetti de Vergiate, una instalación aeronáutica cercana al supuesto lugar del accidente, a las afueras de Magenta, una ciudad satélite de Milán, como el lugar probable donde se almacenaron los supuestos restos.

El lugar evitó milagrosamente los bombardeos regulares de las fuerzas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial, y 12 años después, en 1945, la región fue asegurada por tropas estadounidenses y británicas.

Grusch, informante estadounidense, afirma que fue en esa época cuando la supuesta nave se envió a EEUU, la primera recuperación de un platillo que él sepa.

"En 1933 se recuperó en Magenta, en el norte de Italia, una nave con forma de campana de unos diez metros de tamaño. Fue conservada por el gobierno de Mussolini hasta 1944, cuando fue recuperada por agentes de la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS, antigua agencia de inteligencia estadounidense)", declaró el mes pasado al diario francés Le Parisien.

"Irónicamente, es anterior a todo aquello de lo que el público ha oído hablar durante décadas, como Roswell, etc.".

El exfuncionario de la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial declinó ser entrevistado por DailyMail.com sobre sus afirmaciones.

Al ser el único caso de accidente OVNI que Grusch ha descrito específicamente como auténtico, el supuesto incidente de 1933 ha adquirido un nuevo significado como indicador de la fiabilidad de sus afirmaciones sobre un programa estadounidense de recuperación de accidentes.
italy ufo

Otros documentos enviados a Pinotti hacen referencia a un misterioso departamento gubernamental llamado "Gabinetto RS/33", o Gabinete RS (Investigación Especial) 33, supuestamente creado por el dictador italiano
Y Pinotti dice que ha podido autentificar al menos parte de su documentación.

El investigador italiano hizo analizar uno de sus documentos, fechado en 1936, por un experto forense que concluyó que papel y tinta eran de esa época. Los telegramas de 1933 no han sido analizados.

La conclusión del informe de 2000 del consultor científico Antonio Garavaglia, compartida con DailyMail.com, dice: "Puede afirmarse con razonable certeza que sólo la muestra examinada y objeto de la tasación puede considerarse original y, por tanto, auténtica".

"Tras cuatro años de investigaciones y un análisis forense que demostró que los documentos se escribieron realmente en la década de 1930, publicamos un informe detallado en un libro", declaró Pinotti a DailyMail.com.

"Las pruebas hablan por sí solas. Y demuestran que el primer líder mundial que se enfrentó oficialmente (aunque en secreto) al problema OVNI no fue el presidente Harry Truman con el incidente Roswell en Estados Unidos, sino el italiano Benito Mussolini".

Sin embargo, los escépticos han señalado que podría haberse utilizado papel y tinta de la época para falsificar los documentos, y que no llevan números de protocolo ni sellos oficiales que ayudarían a verificarlos como documentos gubernamentales reales, pareciendo en cambio más bien memorandos personales.

Incluso otros investigadores OVNI italianos han despreciado la historia. Giuseppe Stilo, miembro del Centro Italiano de Estudios OVNI, declaró a Vice News Italia: "Desde un punto de vista científico, se trata de historias vergonzosas. Cualquier historiador palidecería al ver cómo se pretende demostrar una cosa u otra".

British historian Graeme Rendall, who has written books on WWII UFO sightings, told DailyMail.com that he believes the evidence is inconclusive.

El historiador británico Graeme Rendall, que ha escrito libros sobre avistamientos OVNI en la Segunda Guerra Mundial, declaró a DailyMail.com que cree que las pruebas no son concluyentes.
ufo files
italy ufo

El investigador italiano hizo analizar uno de sus documentos, fechado en 1936, por un experto forense que concluyó que el papel y la tinta eran de esa época
italy ufo

Marco Negri, cuya familia vive en el norte de Italia desde hace más de un siglo, explicó que su tatarabuelo, Pietro Negri (en la foto), le contaba a su padre historias de un extraño avión metálico sin alas que se estrelló en Magenta en la década de 1930
"Es uno de esos casos en los que necesitamos más información. Se hacen afirmaciones, pero no hay nada que las respalde.

Estaría bien que se hiciera un examen independiente de los documentos originales. Así se podría descartar o admitir si se trata de una falsificación o no".

La República de San Marino, una diminuta ciudad-estado europea situada en el territorio continental italiano, colabora actualmente con Pinotti y su colega Paolo Guizzardi, directivo del CUN, para presionar a las Naciones Unidas para que creen su propia oficina de investigación OVNI.

La iniciativa, denominada Proyecto Titán, fue aprobada por el gobierno de San Marino el 19 de enero de este año, y Pinotti y Guizzardi celebraron su primera reunión con los ministros el 19 de junio.

Guizzardi dice que quiere que San Marino sea la sede de la oficina OVNI propuesta por la ONU, con el objetivo de convertir la ciudad en "la Ginebra de los OVNI".

Rendall, autor de Ovnis antes de Roswell: Foo-Fighters europeos entre 1940 y 1945, señaló un detalle revelador de uno de los memorandos de 1936 que recibió Pinotti, en el que se describe que los biplanos de combate italianos eran incapaces de alcanzar a un OVNI cilíndrico que viajaba a "130 kilómetros por hora".

"Eso es muy lento, a unos 80 millas por hora. El avión de combate de la Fuerza Aérea italiana de la época, un CR-20 o CR-32, podía ir mucho más rápido que eso, a más de 200 km/h", dijo. "Es un detalle que te hace pensártelo dos veces".

A pesar del escepticismo que rodea al caso, el antiguo jefe de la unidad de investigación OVNI del gobierno de EEUU declaró a DailyMail.com que las autoridades se están tomando el caso "en serio".

"El incidente es algo que nos hemos tomado en serio y seguimos tomándonos en serio", dijo Lue Elizondo, que ayudó a dirigir el AATIP, el Programa Avanzado de Identificación de Amenazas Aeroespaciales en el Departamento de Defensa hasta 2017.

Un residente italiano cercano al lugar compartió información con DailyMail.com que es anterior al descubrimiento de los controvertidos documentos de Pinotti.

Marco Negri, cuya familia ha vivido en el norte de Italia durante más de un siglo, declaró que su tatarabuelo le contaba historias a su padre sobre un extraño avión metálico sin alas que se estrelló en Magenta en la década de 1930.

Marco, de 42 años, dijo que su antepasado Pietro Negri fue Podesta (alcalde) de Arona desde los años 20 hasta los 50, a menos de 16 kilómetros de Vergiate, donde supuestamente se almacenaron los restos del avión, y a unos 50 kilómetros del supuesto lugar del accidente.

"Mi tatarabuelo Pietro le contó a mi padre una historia sobre el extraño accidente de 1933, desde que era joven", declaró Marco.

"Fue una historia de segunda mano que me contó mi padre cuando yo era niño, a principios de la década de 1990. Pero coincide con la historia del accidente.

Me dijeron que un extraño avión de metal sin alas se estrelló en algún lugar entre Vergiate y Magenta.

Me dijeron que hubo una gran censura en torno a este accidente. La policía secreta fascista fue enviada a las ciudades de los alrededores para mantener a la gente callada al respecto".

Marco, que dice que él y su familia reniegan del pasado fascista de sus antepasados, añadió que el cargo de Pietro como jefe de la ciudad y de su cuerpo de policía le permitía ver los telegramas sobre el accidente.

Marco declaró que su tatarabuelo murió en la década de 1950 y que su padre y otros familiares mayores a los que contó su historia también han fallecido, por lo que no han corroborado el relato.

El residente de Lombardía dijo que la historia del tatarabuelo además incluía un detalle descabellado que Pinotti también describió, sin pruebas: que se encontraron dos "cuerpos" con pelo rubio dentro de la nave.

Marco dijo que su antepasado los describió como "del tamaño de un niño", mientras que en presentaciones en conferencias OVNI, Pinotti dijo que medían alrededor de 1,70 m y tenían "pelo y ojos claros".

El Departamento de Defensa niega que EEUU haya recuperado ningún accidente.

"Hasta la fecha, la AARO no ha descubierto ninguna información verificable que corrobore las afirmaciones de que hayan existido en el pasado o existan en la actualidad programas de posesión o ingeniería inversa de materiales extraterrestres", declaró la portavoz Susan Gough.