Traducido por el equipo de SOTT.net

Arqueólogos en Kazajstán han descubierto una pirámide hexagonal que sirvió como lugar de enterramiento en la Edad de Bronce.
Hexagonal-shaped pyramid in Kazakhstan.
© Ulan Umitkaliyev
Vista aérea de la pirámide hexagonal de Kazajstán. Obsérvese cómo los muros interiores de piedra forman un camino laberíntico que conduce al enterramiento situado en el centro.
Arqueólogos de Kazajstán han descubierto una estructura hexagonal de 3.800 años de antigüedad que describen como una "pirámide". La estructura, similar a un laberinto, no es tan alta como los monumentos egipcios, pero actualmente tiene unos 3 metros de altura y probablemente sirvió como lugar de enterramiento de la élite.

El descubrimiento no se parece a nada "encontrado antes en la estepa euroasiática", según un comunicado de la Universidad Nacional Euroasiática de Kazajstán.

"Esta pirámide fue hallada este año en el territorio de Kazajstán oriental", explicó a Live Science en un correo electrónico Ulan Umitkaliyev, director del departamento de arqueología y etnología de la Universidad Nacional Euroasiática, que dirige las excavaciones en el yacimiento. "Tiene forma hexagonal, con megalitos de hasta 1 tonelada [0,9 toneladas métricas] colocados en cada esquina".

Aunque los arqueólogos utilizan el término "pirámide" o "pirámide escalonada" para describirla, este monumento de la Edad de Bronce no se parece a las pirámides de Egipto. Sus muros exteriores de piedra forman un hexágono y los interiores parecen un laberinto que conduce a una tumba en el centro. Algunas partes estuvieron cubiertas por un montículo de tierra, añadió Umitkaliyev. No está claro si alguna vez hubo un tejado sobre parte de la estructura o si estaba completamente al aire libre.

A close-up of the burial site at the center of the pyramid.
© Ulan Umitkaliyev
Primer plano del enterramiento en el centro de la pirámide.
Los habitantes de esta región construyeron numerosas tumbas y monumentos de piedra y se dedicaron a la metalurgia y la joyería. Es posible que su economía se basara en parte en el pastoreo, con grandes cantidades de animales en las estepas euroasiáticas.

Las paredes exteriores de la pirámide están decoradas con petroglifos, o arte rupestre de diversos animales, incluidos camellos y multitud de caballos, según el comunicado. Se descubrieron huesos de caballo justo fuera de la pirámide y es probable que en la época floreciera en la zona un culto a los caballos.

La datación por radiocarbono de los restos orgánicos de la pirámide indica que la estructura se construyó durante el siglo XIX a.C., dijo Umitkaliyev. "Monumentos similares se encuentran en el territorio de Kazajstán, especialmente en Kazajstán Central", dijo Umitkaliyev.

Las excavaciones en el yacimiento y el análisis de sus restos están en curso, pero hasta ahora los arqueólogos han encontrado cerámica, los pendientes de oro de una mujer y otras piezas de joyería, según el comunicado. No está claro si aún quedan restos humanos.
The stone-lined burial at the center of the pyramid.
© Ulan Umitkaliyev
El enterramiento revestido de piedra en el centro de la pirámide.
Karen Rubinson, investigadora asociada del Instituto para el Estudio del Mundo Antiguo de la Universidad de Nueva York, dijo a Live Science en un correo electrónico que los arqueólogos están ansiosos por saber más sobre el hallazgo, pero que se necesita más información antes de poder evaluarlo científicamente. Rubinson no participó en el hallazgo, pero es experta en la arqueología de la región.

Por ejemplo, los registros científicos y las fotografías de los artefactos y petroglifos deben publicarse para que los académicos que no participaron en la excavación puedan analizar adecuadamente el monumento, dijo Rubinson.

La pirámide recién descubierta se encuentra en Kyrykungir, una zona que contiene numerosas tumbas y monumentos antiguos. Se encuentra cerca de la aldea de Toktamys, una zona que los científicos de la Universidad Nacional Euroasiática llevan excavando desde 2014, según el comunicado.